Se sospechó que la causa podía ser la ingesta de una setas colmenillas, pero varias inspecciones de Sanidad y pruebas toxicológicas no lo han podido probar. El restaurante cuenta con una estrella Michelin.

El chef Bernd Knöller asegura que "el restaurante está perfecto". Defiende que aún se están investigando cuáles fueron las causas de la muerte de la comensal que comió en el restaurante la seta colmenilla. "Cocinamos esta seta desde hace 40 años y sabemos cómo hacerlo. El restaurante está perfecto y el equipo está perfecto", subrayaba.