El jugador español del Oporto, Iker Casillas sufrió un infarto de miocardio mientras entrenada con su equipo. Ahora la duda es si esto afectará a su futuro como deportista.

“Este tipo de jugadores puede hacer una vida normal, puede hacer deporte, controlado, moderado donde no haya choque, donde no haya un esfuerzo máximo llevado al límite pero no un deporte donde la gente se choca, te dan golpes en el pecho…”, explica el médico experto en medicina deportiva, Juan Antonio Corbalán.

“Cuando eso ocurre en personas jóvenes hay que pensar que puede existir alguna anomalía congénita de las propias arterias coronarias” cuenta Corbalán, aunque explica que pueden existir otras causas.

Además comenta que “Iker Casillas ha tenido mucha suerte porque en una situación muy controlada, con médicos delante, con un hospital muy cerca, han podido atajar ese infarto de miocardio en la fase más precoz con lo cual las secuelas que va a tener van a ser mínimas”.

También te puede interesar...