DESAYUNOS PARA EMPEZAR LAS CLASES

Vuelta al cole: 10 ideas de desayunos saludables

¿Toca volver a la rutina y te faltan ideas? Te damos algunas ideas para empezar bien el día.

Familia desayunando

Familia desayunando Pexels

Publicidad

STORIES

Leche, cereales o galletas son alimentos que comúnmente forman parte de los desayunos tradicionales. Pero un buen desayuno no debe estar compuesto por ningún grupo de alimentos en concreto, ni hay ningún alimento imprescindible para el desayuno, lo importante es que esté compuesto por alimentos mínimamente procesados, sin harinas refinadas, azúcares añadidos, poca sal o grasas de mala calidad añadidas y que atienda a nuestras señales de hambre del momento. Dentro de esta pauta, cabrían infinitos desayunos que ya dependerán de los gustos y tradiciones de cada familia.

Hay personas a las que le gusta desayunar gazpacho, arroz, conservas de pescado o sobras de la cena, por ejemplo, y son desayunos perfectamente válidos si es lo que nos apetece. No debemos cerrarnos a un grupo de alimentos concreto.

¿La comida más importante del día?

Se ha repetido mucho esta frase, pero lo cierto es que el desayuno no es la comida más importante del día -o al menos no más importante que cualquier otra- ni es mejor desayunar cualquier cosa si no se tiene hambre que no desayunar. Hay niños y niñas que no tienen apetito cuando se levantan y, sin embargo, sí lo tienen a media mañana. No pasa absolutamente nada. Una opción es que tomen un tentempié más abundante a media mañana o levantarse más temprano y con menos prisas, en lugar de forzar a comer sin hambre, o alimentos de peor perfil nutricional para que coman algo.

Allá van algunos ejemplos. Algunos no requieren de elaboración y otros requieren de una elaboración mínima.

  • Gachas de avena con uvas pasas: Pon a hervir copos de avena y las uvas pasas en la leche que uses y remueve hasta que espese y queden blandos. Otra opción es dejar la avena y las uvas pasas en remojo en la leche por la noche y calentarlo por la mañana.
  • Tostada integral con mozzarella fresca fundida + Plátano.
  • Yogur natural con cereales integrales hinchados sin azúcares y arándanos.
  • Tortilla francesa de queso + Tostada con tomate y aguacate
  • Tortitas de plátano. Tritura 1 huevo con 2 cucharadas de harina de avena u otra harina integral, un plátano maduro y un chorrito de leche. Con un poco de aceite de oliva en una sartén grande caliente, vierte la mezcla, y una vez cuaje dale la vuelta.
  • Arepas con queso y aguacate. Compra harina de maíz precocida, mézclala con agua hasta formar una masa moldeable. Haz bolitas con las manos y luego aplástalas. En una sartén con un poco de aceite de oliva virgen cocínalas a fuego medio y luego dales la vuelta hasta que estén doradas. Una vez hechas, ábrelas por medio y rellénalas de queso y aguacate.
  • Batido de yogur/leche con fruta + Tostada integral con tomate y aceite de oliva.
  • Mugcake relleno de crema de anacardos. Bate un huevo con medio plátano maduro, 2 cucharadas soperas de harina de avena. Colócalo en una taza -procurando que la mezcla no supere la mitad de la taza- y le añades una cucharada sopera de crema de anacardos 100% -o de otro fruto seco- procurando que quede más o menos en la mitad de la mezcla de la taza. Mételo en el microondas a potencia máxima 30 segundos y se comprueba su cocción. Si aún no está hecho, mételo unos 10 segundos más y vuelve a comprobar hasta que adquiera la consistencia deseada. Puedes pincharlo con un palillo para cerciorarte.
  • Gazpacho con picatostes integrales y huevo duro.
  • Naranja con chocolate 85% cacao y nueces.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

Cómo sería un desayuno ideal para los niños.

Novamas » Vida

Publicidad