¿LO SABÍAS?

Vitrocerámica e inducción: ¿se limpian igual?

A pesar de ser parecidas físicamente y de que funcionen prácticamente de la misma forma, los cuidados de ambos electrodomésticos son distintos y deben realizarse con cuidado.

Publicidad

Las similitudes físicas entre las vitrocerámicas clásicas y las de inducción son tales, que apenas se puede distinguir cuál es cuál. A pesar de que en apariencia son parecidas, su funcionamiento es distinto, y por lo tanto, es fácil que pueda surgir la duda de si es posible limpiarlas de la misma manera.

La parte exterior de las dos es de cristal, y a pesar de que su interior no es igual, este no se verá afectado por limpiarlo. Es por esto que, independientemente de lo que haya debajo, ambas se pueden limpiar de igual manera. Pero para comenzar la limpieza, una cosa que sí es necesaria es que esta esté fría, para no dañar el vidrio.

induccion
induccion | Cocinatis

Una vez esté preparado el material, si se tiene grasa acumulada, es recomendable rascarla antes de nada, pero siempre con cuidado de no raspar o estropear la base. Posteriormente, hay que realizar una mezcla de vinagre y bicarbonato de sodio, esparciéndolo sobre la cocina. Una vez aplicado, hay que esperar una media hora para que la mezcla haga efecto y ablande la suciedad.

Cuando haya pasado el tiempo, se retira la mezcla con un paño y se seca para que no quede humedad. En caso de querer abrillantarla para que luzca como nueva, se puede realizar con una mezcla de líquido para lavavajillas y agua. Tras rociarlo sobre la placa, se seca y volverá a brillar como el primer día, sea de un tipo o de otro. A pesar de todo, el limpiarla mientras se usa va a hacer que la limpieza después sea más rápida.

Novamas» Vida

Publicidad