NovaMás » Vida

SALUD MENTAL

El test oficial de sanidad que debes realizar para saber tu nivel de ansiedad, estrés y tristeza

La salud mental continúa siendo un tema tabú y, sin embargo, es algo importante en todas las etapas de nuestra vida.

Publicidad

Bienestar emocional: Así son los test de autoevaluación del Ministerio de Sanidad

El Ministerio de Sanidad ha puesto a disposición de los usuarios una serie de test que tienen como objetivo evaluar nuestros niveles de estrés, ansiedad o tristeza. Los cuestionarios de la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS) reúnen un conjunto de preguntas que analizan la frecuencia o la intensidad con la que se experimenta un grupo de síntomas, para así descubrir si se trata de algo puntual o de un problema que pueda tener mayor repercusión.

Los resultados de autoevaluación se comparan con los de “una muestra amplia de personas que previamente han respondido a las mismas cuestiones”. Haciendo una suma de puntuaciones de las 12 preguntas, nos aparecerá en pantalla un número y una explicación para entender nuestro resultado.

El estrés, la ansiedad y la tristeza se pueden desarrollar por una combinación de muchos factores, pero en cualquiera de los casos podrían tener graves consecuencias para la salud si no aprendemos a cómo gestionar nuestros sentimientos. A continuación te explicamos punto por punto en qué consiste cada uno de los test oficiales de sanidad para que puedas tomar las medidas necesarias o solicitar ayuda de un especialista.

Test de autoevaluación del estrés

Todos en algún momento de nuestra vida hemos sufrido un pico de estrés. Se trata de una reacción natural: cuando experimentamos cambios o desafíos (factores estresantes) nuestro cuerpo produce una respuesta física y mental. No obstante, es importante diferenciar estrés de ansiedad, ya que el estrés es pasajero y la ansiedad permanece aún cuando el factor estresante ha desaparecido.

En la web de SEAS, el test de autoevaluación de estrés nos invita a evaluar la frecuencia con la que sentimos cada uno de los 14 síntomas, siendo la puntuación de 23 o superior un pico de estrés muy alto en el último mes, y 32 o superior un nivel de estrés demasiado elevado.

Test de autoevaluación de la ansiedad

La ansiedad incontrolable y persistente puede interferir en nuestra vida diaria hasta puntos inimaginables. Se presenta como una respuesta a eventos estresantes como por ejemplo una mudanza, pero si los síntomas se vuelven cada vez más grandes en comparación al evento que la desencadenó, podría tratarse de un trastorno de ansiedad.

De acuerdo al test de autoevaluación de la ansiedad, el trastorno se puede identificar a través de una serie de síntomas y respuestas cognitivas, fisiológicas o motoras. En este caso deberemos superar una prueba de 12 preguntas diseñadas para encontrar nuestro nivel de ansiedad, y si sumamos menos de 16 puntos, nos señalará que nuestros niveles de ansiedad son normales. Sin embargo, en caso de reunir 19 o más, significa que tenemos más ansiedad que el 75% de la población, y si superamos los 30 puntos, recomiendan recibir información sobre la ansiedad y el manejo de emociones.

Test de autoevaluación de la tristeza

Según se describe a través de la página web del Ministerio de Sanidad en su test para la autoevaluación de tristeza, este sentimiento de desconsuelo es un estado emocional que se caracteriza por experiencias desagradables o negativas, un bajo estado de ánimo, poca energía o interés y apatía por las cosas que nos rodean.

La prueba en cuestión busca medir las alteraciones en diferentes estados emocionales o sentimientos recibidos durante la última semana, invitándonos a seleccionar la respuesta que más se ajuste a nuestra experiencia en cada una de las preguntas. Los resultados revisan cinco tipos de emociones: tristeza-depresión, cólera-ira, tensión-ansiedad, fatiga-cansancio y vigor-ánimo, añadiendo una tabla que nos ayuda a comprender cuándo se consideran puntuaciones “Altas” o “Muy Altas”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

¿Tienes el vientre hinchado? Podría ser del estrés (y no de la comida basura)

Publicidad