Novamas » Vida

OBSESIONADOS AL "ME GUSTA"

¿Cómo están afectando las redes sociales a la salud mental?

El funcionamiento de las redes sociales está cambiando y ahora se preocupan cada vez más de colaborar con la salud mental de las personas.

Salud mental

Envato Salud mental

Publicidad

Internet nos ha cambiado la vida a todos: ha cambiado la educación, la salud, el gobierno, la economía y nos ha traído las redes sociales, provocando una alteración en nuestra manera de relacionarnos. Las redes sociales nos brindan información, globalización y progreso en la sociedad y disminuyen la distancia física entre las personas. Pero, ¿cómo nos afecta todo esto y qué estamos haciendo al respecto?

Consecuencias del uso de las redes sociales

Con respecto a la salud, las redes sociales nos permiten tener acceso a información especializada sobre hábitos saludables y sobre los especialistas y conocer experiencias de otras personas. Por tanto, las redes sociales tienen la capacidad de fomentar de manera eficaz una comunicación correcta y positiva. Pero, ¿es eso lo que se está haciendo realmente?

El uso de las redes sociales está relacionado con un incremento en las tasas de ansiedad y depresión, con problemas de sueño y problemas de autoimagen. Por otro lado, las redes sociales han traído consigo nuevas problemáticas y patologías como el Fear of missing out (Síndrome FOMO: miedo a ser ignorado) o el ciberbullying (acoso cibernético). Además, las redes sociales se consideran más adictivas entre los jóvenes que los cigarrillos y el alcohol.

Redes sociales como puede ser Instagram, nos llevan a un mundo en el que todas las personas son felices constantemente, tienen cuerpos de escándalo y además deben fotografiarlo y compartirlo todo el tiempo. Ver constantemente esta información o estar pensando en subir fotos de manera permanente puede hacernos sentir desubicados y distorsionar la realidad. No desconectamos en ningún momento de ellas, todo lo contrario, esperamos casi obsesionados al siguiente “me gusta”, el siguiente mensaje, el siguiente comentario o la siguiente foto.

Responsabilidad
Responsabilidad | Envato

Responsabilidad en las redes sociales

Después de tantas críticas a las redes sociales, parece que se empiezan a tomar cartas en el asunto. Adam Mosseri (director de Instagram) ha señalado que no quieren que Instagram sea una competición de vanidad entre los usuarios, sino que el objetivo es que los usuarios utilicen sus energías en conectarse con las personas a las que quieren y con las cosas que les interesan.

Otra red social como Twitter, también está intentando controlar la vanidad (o búsqueda de aprobación por falta de autoestima) que existe detrás de los likes y los nuevos seguidores, reconsiderando dejar de usar los me gusta y los retuits como marcadores de éxito.

Los influencers (que son los que más dominan las redes sociales), también han decidido tomar un nuevo rumbo. La psicología en redes ha pasado de ser un tema tabú a ser un tema del que los influencers hablan con total normalidad. Han sido muchos los que han reconocido en público que acuden al psicólogo o al psiquiatra (María Pombo, Anna Castillo, Berry Berryuca, Daniel Valero, etc.) y gracias a esto, muchas personas se han sentido cómodas para pronunciarse y así hablar sobre sus problemas y pedir ayuda.

Es en este punto donde podemos observar todo el potencial que tienen las redes sociales para aprender a relacionarnos de forma saludable. De hecho, podemos ver cómo en las redes se han cambiado mucho los mensajes que se transmiten. Por ejemplo: se ha ido transformando el discurso del "si quieres, puedes" al discurso más saludable del "si no puedes, tampoco te machaques".

Los influencers están expuestos a mucho estrés por estar constantemente subiendo contenido y con la posibilidad de ser juzgados por ello. Muchas personas ven a los influencers como referentes y se dejan guiar por sus recomendaciones. Tal y como es muy positivo que utilicen su palabra para normalizar la salud mental, también es muy importante que no aconsejen sobre qué hacer con temas psicológicos (por ejemplo: cuando alguien les dice que tiene ansiedad), sino que les animen a consultar a un profesional, ya que un consejo por parte de una persona que no es experta puede ser muy perjudicial en los casos en los que realmente se necesita un tratamiento adecuado.

Oficina
Oficina | Envato

Cuidado de la salud mental en los empleados

No solo se han transformado las cosas para mejor en las redes sociales con respecto a la preocupación por la salud mental, sino que también ha pasado en el ámbito empresarial. Han sido muchas las organizaciones que han tomado medidas y esta conducta es necesario fomentarla.

Cada vez son más las empresas que utilizan medidas como las siguientes:

  • Realizar encuestas de satisfacción: algunas empresas envían encuestas de satisfacción a sus empleados para que les den feedback sobre el funcionamiento de la empresa y sobre sus superiores.
  • Abrir buzones anónimos de mensajes: cuando se quiere denunciar algún comportamiento de algún compañero o algún suceso que haya ocurrido en la empresa y se tiene miedo por cómo puedan ser las consecuencias inmediatas, es importante que haya un espacio anónimo como este.
  • Colaboraciones con psicólogos o servicios que ofrezcan atención psicológica: nada más directo para ayudar a la salud mental de los trabajadores que poner a un psicólogo a su disposición.
  • Proporcionar información: lanzar campañas, mensajes e información relevante para que los trabajadores sepan cómo pedir ayuda si la necesitan y luchar contra el estigma social.
  • Respetar los horarios y las vacaciones: es fundamental que el trabajador cumpla con su derecho a la desconexión y no sienta presión por quedarse más horas de forma sistemática. Para ser productivos, necesitamos gozar de una vida personal satisfactoria.
  • Organizar talleres para aprender a lidiar con las emociones: talleres de relajación, de mindfulness y psicopedagogía son un recurso muy positivo para ofrecérselo a los trabajadores.

En definitiva, es importante cuidar nuestra salud mental tanto cuando estamos de ocio con las redes sociales, como en nuestra vida personal y nuestra vida laboral. ¿Tú cómo estás cuidando tu salud mental?

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

La psicología detrás del caso Spears: Qué necesita Britney y qué le ocurre a su padre

Publicidad