A FLOR DE PIEL

Niños Altamente Sensibles: Cómo reconocerlos y ayudarlos

Si tienes un hijo o hija al que le molestan los sonidos fuertes o la luz puede que sea por su alta sensibilidad.

Madre e hija felices.

Madre e hija felices. Pexels.

Publicidad

Los Niños Altamente Sensibles (NAS) se caracterizan por tener una extrema sensibilidad en cuanto a los estímulos, tanto los que los rodean, como los propios.

La RAE define este rasgo de personalidad como: "manera peculiar de sentir o pensar", y es importante que, como padres o cuidadores de estos pequeños, podamos detectarlo y conocerlo para poder acompañarlos de una forma más efectiva.

Mi hijo se queja mucho

A los ojos de algunos padres, los niños con este rasgo de extrema fineza sensorial, pueden parecer como niños quejumbrosos. Esto es debido a que poseen un sistema nervioso mucho más reactivo que la mayoría de las personas y perciben mediante los sentidos muchos estímulos, tanto los del medio que los rodea, como sus propios estímulos y reacciones internas.

No es recomendable etiquetarlos negativamente, centrémonos en conocerlos mejor y acompañarlos desde la comprensión y empatía.

¿Cómo saber si mi hijo es altamente sensible (NAS)?

En los años 90 se adjudicó por primera vez el término Personas Altamente Aensibles (PAS), por la psicóloga norteamericana Elaine Aron. A partir de esa fecha han seguido los estudios e investigaciones desde las áreas de psicología, neurología y genética, destacando esta última, debido a que se nace con esta alta sensibilidad.

Se sabe que este rasgo de personalidad se hereda por el padre o la madre del pequeño y se puede reconocer desde los primeros años de vida.

Rasgos de los NAS

Estos son algunos rasgos característicos de los Niños Altamente Sensibles:

  • Experimentan las emociones de una forma mucho más clara e intensa.
  • Cuentan con extrema fineza sensorial, por ejemplo, son aquellos niños a los que algunas texturas o etiquetas de ropa les resultan muy molestas.
  • Se irritan fácilmente con los ruidos fuertes.
  • Tienen dificultad para soportar olores, luces intensas... experimentan sensaciones desagradables e incluso malestar.
  • Desarrollan una capacidad de análisis más profunda de lo habitual.
  • Se identifican por ser niños muy conscientes en cuanto a su propio estado físico, emocional y mental.
  • Son algo ansiosos y con tendencia a preocuparse, suelen rumiar bastante sus pensamientos o ideas.

Características, cualidades e intereses de un NAS

Se consideran como niños bastante empáticos, que logran ponerse en el lugar de los demás y sentir las emociones como si estuvieran viviéndolas por ellos mismos. También se observan como niños creativos, intuitivos, que tienen mucho sentido de la imaginación y que son analíticos.

En ocasiones, se pueden destacar por experimentar timidez e inseguridad.

Por otra parte, muestran desde pequeños un gusto particular por el arte, la música, el medio ambiente y los animales.

Cómo ayudar a un Niño Altamente Sensible

Debemos tener muy en cuenta que su sensibilidad y emociones pueden estar continuamente a flor de piel. Esto puede traer consigo que se frustren con facilidad y que el resultado de esta frustración desencadene en inquietud o tristeza.

Por eso se recomienda acompañarlos desde la empatía, considerando los siguientes puntos:

  • Conocer y entender las molestias que pueda llegar a sentir, sin criticar, juzgar o minimizar.
  • Tener una comunicación abierta con el pequeño donde pueda externar su sentir, y de esta forma, que se sepa aceptado y amado tal y como es.
  • Respetar sus necesidades en momentos en los que desee tener ratos de recogimiento o soledad.
  • Tener en cuenta algunos detonantes en cuanto a ruidos, luces y olores.

De esta forma estaremos acompañando desde la conexión y la empatía, intentando rescatar momentos valiosos como el tiempo de calidad que, como padres y madres podemos pasar con ellos.

Novamas » Vida

Publicidad