EN CONSULTA

¿Hay que despertar a un niño que tiene fiebre?

La fiebre es un síntoma que preocupa mucho a los padres y ocasiona múltiples consultas al pediatra. Es un mecanismo de defensa del cuerpo, pero suele generar muchas dudas. Te las resuelvo todas en este artículo.

Una madre mide la temperatura a su hijo.

Una madre mide la temperatura a su hijo. Pexels.

Publicidad

STORIES

Existen diversos mitos alrededor de la fiebre y uno de ellos es saber si se debe despertar a un niño que tiene fiebre para darle tratamiento antitérmico o no. Vamos a resolver esta y otras dudas, pero antes debemos entender cómo funciona esta reacción del cuerpo.

¿Por qué se produce la fiebre?

Lo primero que debemos saber es que la fiebre es un síntoma más que se produce en el contexto de una infección (como la tos o los vómitos), no es una enfermedad en sí misma.

Es un síntoma muy frecuente y refleja la activación del sistema inmune para defendernos de un agente externo (virus o bacterias). A los gérmenes les cuesta más reproducirse en ambientes calientes, por eso el cuerpo eleva la temperatura a la vez que activa las defensas para protegernos. Tener fiebre podría aportar beneficios incluso, a la hora de acortar la enfermedad.

También hay que saber que ni el grado de fiebre ni la respuesta a los antitérmicos aportan información acerca de si la infección es más grave.

Manejo de la fiebre

Los pediatras recomendamos no tratar la fiebre como síntoma, sino el malestar asociado a la misma. Si el niño tiene 39º pero está contento, comiendo y jugando, no es necesario ir detrás de él cada 4 horas para administrar un antitérmico.

Sin embargo si tiene 38º pero se encuentra adormilado, con cefalea, dolor o malestar general se administrará medicación con el objetivo de mejorar estos síntomas pero no con el único objetivo de bajar la temperatura.

Se elegirá un antitérmico para tratar estos síntomas (preferiblemente paracetamol por presentar menos efectos secundarios) y sólo intercalaremos otro antitérmico (como el ibuprofeno) puntualmente si los síntomas no mejoran antes de la siguiente dosis. No se deben intercalar medicamentos para la fiebre de forma sistemática por el riesgo de efectos secundarios y errores de dosificación.

Entonces: ¿hay debe despertar a un niño que tiene fiebre? No. Si el niño duerme tranquilo es indicativo de que no tiene malestar por lo que no se le debe despertar para darle medicación o intentar bajarle la temperatura.

Si por el contrario, el niño está inquieto o irritable y se despierta con la fiebre, a parte de administrar un antitérmico se pueden llevar a cabo una serie de medidas para reducir su malestar.

Medidas a tomar cuando un niño tiene fiebre

Además de administrar el antitérmico, es recomendable:

  • Quitarle ropa o desabrigarlo.
  • Mantener una temperatura ambiente neutra (alrededor de 22-24º).
  • Ofrecer abundantes líquidos con frecuencia para recuperar las pérdidas por el exceso de temperatura y prevenir la deshidratación

¿Cuándo se debe consultar con el pediatra cuando un niño tiene fiebre?

Preferiblemente en las siguientes situaciones:

  • Si el bebé tiene más de 37.5º pero es menor de 3 meses.
  • Si el bebé tiene de 3 a 6 meses y la temperatura es mayor de 39º.
  • Si la fiebre dura más de 24-48 horas en niños menores de 3 años.
  • Si la fiebre dura más de 48-72 horas en niños mayores de 3 años.
  • Si el niño está muy irritable o adormilado.
  • Si el niño tiene mal aspecto general o dificultad para respirar.
  • Si el niño presenta una erupción en la piel (sobre todo si no desaparece a la presión).
  • Si presenta molestias o rigidez cervical.
Novamas » Vida

Publicidad