MITOS EN PEDIATRÍA

Ir descalzo causa resfriados, la cebolla partida calma la tos y otras grandes mentiras que siempre creíste que eran verdad

Descubre 10 mentiras muy extendidas que afectan a la salud de los niños y que se han ido transmitiendo de generación en generación.

Una niña juega descalza.

Una niña juega descalza. iStock.

Publicidad

STORIES

Si tienes hijos seguramente habrás oído muchas frases o consejos que no tienen ninguna evidencia científica, pero se transmiten interminablemente de abuelos a padres o entre padres.

Los pediatras tenemos que lidiar a diario con estas recomendaciones puesto que algunas de ellas incluso pueden resultar peligrosas para la salud del niño.

Si te apetece saber 10 mitos más extendidos en pediatría quédate a leer este artículo para poder responder a esas afirmaciones con ciencia.

¿Ir descalzo causa resfriados?

No, los niños no se resfrían por ir descalzos. Al contrario de lo que mucha gente piensa, los virus no entran por los pies fríos ni por el pelo mojado.

Los resfriados se contagian de manera directa por el contacto con otra persona contagiada por un virus tanto directa (estornudos, tos, besos…) como indirectamente (manos sucias…) a través de las mucosas (boca, ojos o nariz).

¿Comer mucho dulce causa lombrices?

No, las lombrices no aparecen por comer muchos dulces. Muchas veces se relaciona la aparición de "gusanos" (oxiuros) en el culete con el consumo reciente de alimentos azucarados o chocolates.

Nada más lejos de la realidad puesto que las lombrices entran en el cuerpo a través de las manos sucias sobre todo después de jugar con tierra contaminada con huevos, por contacto con las manos sucias de otros niños o por compartir vasos o cubiertos con personas infectadas.

¿La fiebre alta produce convulsiones?

Hay padres que tienen verdadera fobia a la fiebre de sus hijos por el miedo a que se produzcan las temidas convulsiones. Hay que saber que la fiebre es un mecanismo fisiológico que se activa para ayudarnos a defendernos de una infección.

Las convulsiones febriles suelen producirse en menores de 6 años por una inmadurez del sistema nervioso ante los cambios bruscos de temperatura corporal. No depende de los grados de temperatura si no del ascenso o descenso rápido.

Así, un niño puede convulsionar con 37,5 ºC y otro puede estar como una rosa con 40 ºC.

¿Un biberón de cereales ayuda a dormir?

Este es uno de los consejos más extendidos para intentar mejorar el sueño de nuestro bebé.

Se fundamenta en que si el niño no tiene hambre por la noche tendrá menos despertares, sin embargo, esto no está demostrado y no está recomendado porque puede provocar que el niño se acostumbre a los sabores dulces, puede provocar sobrepeso y estreñimiento y el riesgo de padecer caries aumenta.

¿La salida de los dientes provoca fiebre?

La erupción dentaria puede hacer que la temperatura corporal se eleve ligeramente provocando febrícula (hasta 37.5 ºC) pero en ningún caso va a hacer que la temperatura supere 38 ºC por lo que en ese caso siempre hay que sospechar una infección concomitante.

¿Hay que meter algo en la boca durante una convulsión?

Se dice mucho que durante una convulsión hay que meter algún objeto en la boca para que el niño no se asfixie. Esta afirmación puede resultar muy peligrosa puesto que meter algún objeto en la boca de un niño que está convulsionando puede hacer que se rompa, con el riesgo de atragantamiento y asfixia.

Si se coloca al niño que convulsiona en posición de seguridad (tumbado y ladeado) no hay riesgo de asfixia ni de que se le vaya la lengua hacia atrás.

Mi bebé de 3 meses babea: ¿Le están saliendo los dientes?

Si tu bebé comienza a babear y a llevarse las manos a la boca a los 3 meses te vas a hartar de escuchar que están a punto de salirle los dientes, así hasta que cumpla 6 meses y le salgan como tocan.

El babeo aparece por la maduración de las glándulas salivares que además son estimuladas cuando el bebé aprende a llevarse las manos y los juguetes a la boca.

¿Las manchas blancas en las uñas significan falta de calcio?

Se ha dicho toda la vida que las manchitas blancas en la uñas indican que al niño le falta calcio. Esas manchitas blancas que a veces percibimos en las uñas son debidas a pequeños traumatismos de la matriz ungueal que a veces pasan desapercibidos. No tienen relación con ningún déficit nutricional ni vitamínico.

¿La cebolla partida calma la tos?

Este es sin duda el remedio de la abuela más extendido para calmar la tos nocturna.

Lo único demostrado de este remedio es que estar muy cerca de una cebolla recién cortada te hace llorar y que en la habitación hay un olor de mil demonios, pero no que tenga ningún efecto contra la tos más allá del posible efecto placebo.

¿Las manos y pies fríos de un bebé significan que hay que abrigarle?

Los bebés durante las primeras semanas de vida regulan mal la temperatura corporal por lo que centralizan el flujo sanguíneo para que los órganos principales se mantengan calientes.

Por esto, las manos y los pies de los bebés casi siempre están más fríos que el cuerpo sin que esto quiera decir necesariamente que el niño tenga frío y haya que abrigarlo.

Novamas » Vida

Publicidad