HIGIENE ÍNTIMA

Bragas menstruales: Cuántas necesitas y cómo se lavan

Entre las alternativas a los clásicos productos para la regla, también destacan la copa y el disco menstrual.

Publicidad

STORIES

Prescindir de tampones y compresas nunca había sido tan fácil. Cada vez resulta más sencillo encontrar la alternativa perfecta a los clásicos, gracias a la gran cantidad de nuevos productos para recoger el sangrado que son lanzados al mercado. Entre los nuevos métodos, las bragas menstruales se han convertido en una opción muy demandada, ya que la cantidad de pros que ofrecen es incomparable.

Para empezar, son muy cómodas, pues tan solo sustituimos las normales por unas absorbentes. Además, son económicas y sostenibles, ya que con una pequeña inversión de dinero compramos un producto con uso prolongado, reduciendo los utensilios de usar y tirar y por ende, la cantidad de residuos mensuales que generamos durante el periodo.

A la fórmula, se le suma un efecto absorbente duradero, entre ocho y doce horas, aspecto que nos libera de estar constantemente preocupadas por el flujo. Si aún no te has pasado a las braguitas menstruales porque tienes algunas dudas sobre su uso, en NovaMás repasamos la cantidad que necesitas y su forma de lavado.

Cuántas bragas menstruales necesito

La cantidad es muy reducida en comparación a los clásicos productos de higiene femenina que usamos normalmente. Durante el periodo de sangrado, se recomienda tener entre dos y tres braguitas según nuestras necesidades, ya que a pesar de tener una gran capacidad de absorción y ser lavables, debemos ir cambiándolas cuando empiecen a estar húmedas. Este será el indicador de que la capacidad de retención se agota.

Si solo tenemos una en casa, deberemos esperar a que se lave y se seque por completo antes de volver a usarla, punto que nos obligará a recurrir nuevamente a los productos que intentamos evitar.

Cómo lavar mis bragas menstruales

La principal duda que nos asalta a la mayoría es cómo debemos lavarlas, ya que puede resultar algo complicado entender cómo se debe sanear una prenda que retiene un líquido con estas propiedades. Lo primero que debes tener en cuenta es que no debes meterlas en la lavadora tras usarlas, antes debes limpiarlas para evitar dañar los tejidos.

Para ello, enjuágalas con agua fría hasta que el agua salga limpia. Después, puedes lavarlas a mano o en la lavadora, pero sobre todo, no uses agua caliente. De lo contrario, debilitarás las capas absorbentes y la braguita perderá eficacia. Además, olvídate de los suavizantes y otras sustancias similares, usa detergentes para ropa delicada y siempre sécalas al sol, sin plancharlas.

Qué bragas menstruales debo comprarme

Algo que también puede variar la cantidad de braguitas necesarias será la capacidad de absorción de la prenda y el estilo. La gran mayoría de tipos de bragas que existen han sido replicados y se ofrecen en su versión menstrual. Por ello, es fundamental saber qué tipo debemos elegir en función de la cantidad de flujo que tengamos.

El estilo y la capacidad de absorción

Tenemos que diferenciar tres tipos de absorción y de modelos recomendados para el ciclo. Para los últimos días, se recomiendan las braguitas tipo tanga, las que recogen una cantidad similar a la que retienen 1,5 tampones.

Para los días con un flujo normal, las braguitas clásicas son las más indicadas, ya que su capacidad es igual a la de 2 o 3 tampones. Por último, para los días en los que nuestro flujo es abundante, lo mejor es optar por bragas altas que pueden absorber lo mismo que 3 o 4 tampones.

TAMBIÉN TE PUEDE INTRESAR...

Regla en verano: Qué hacer si me quiero bañar y no quiero ponerme tampón

Novamas » Vida

Publicidad