Limpiar la vajilla al terminar la comida es algo incuestionable, aunque a veces lo dejes "para luego". Dejar un plato con los restos de comida durante días no sugiere nada cercano a lo agradable. Incluso en un lugar como el campo, o la playa, donde no tienes el fregadero a mano y pocos recursos, haces lo posible por eliminar los restos de alimentos y dejar la vajilla limpia en la medida en que se pueda. Lo mismo pasa con el comedero de tu mascota, ya que ellos también están expuestos a microbios y bacterias que pueden dañar su salud.

Si tienes un perro, un gato, un hámster, algún insecto, o cualquier tipo de animal como mascota, te explicamos en este vídeo cómo preparar su zona del comedero para que siempre esté impecable y no sea un inconveniente.

Es cierto que los animales no van con zapatos, no usan ropa, no se limpian los dientes, no hacen sus necesidades en un WC… Vale. Cada ser vivo es distinto. Un gato se acicala constantemente, se limpia a sí mismo y es mucho más común bañar con cierta frecuencia a un perro. Sin embargo, con ambas mascotas, así como con cualquier otra, es importante mantener cierta higiene. Sobre todo porque ellos también contraen enfermedades.

Establecer el lugar ideal para que tu mascota coma a veces no es fácil, y la mejor alternativa es la cocina porque es el lugar más accesible y cómodo para ellos y para ti. Esto es razón de más para que mantengas limpio su comedero. Como ocurre con un bebé: cuando es muy pequeño y empieza a comer solo, suele tener su propia trona como mesa propia, pues además de ser más cómodo para él, se ensucia con más facilidad. En este vídeo te damos varios consejos muy útiles para el momento tan necesario del día de tu mascota y tuyo: comer.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Cómo bañar correctamente a tu perro

Cómo eliminar el olor de las mascotas en tu casa

El método infalible para evitar que tu mascota te llene la casa de pelos