Los vecinos de Rubí, en Barcelona, han pedido ante la sede de la Generalitat de Cataluña que no se instale un centro de menores en su barrio. " No es no", protestan y se quejan de las formas. Aseguran que la Generalitat no había avisado ni al ayuntamiento, ni a los vecinos de que se iba a acondicionar un hotel en desuso para traer a 80 inmigrantes menores no acompañados.

Los vecinos piden un plan de integración para los jóvenes, e insisten en que no se trata de racismo: "No tienen ni servicios ni nada".

Hay también quien reconoce que tiene miedo y siente inseguridad.

Hace dos semanas, un grupo de menas 'okupó' un piso en Barcelona. Los chicos tiraban colchones, trepaban por las ventanas y se encaraban con los vecinos.

El problema viene de lejos, se han visto menas durmiendo hacinados en comisarías, en el suelo o participando en peleas multitudinarias. Cataluña es la segunda comunidad autónoma con más menas.

También te puede interesar :

Más de 40 'menas' con antecedentes okupan un edificio en Barcelona

Multitudinaria pelea en Barcelona entre un grupo de 'menas' a las puertas de un centro de menores