89.187846

Publicidad

Twitter

El reproche de Emilio Monte, cura de Valdepeñas, a los parroquianos: "Son 600.000 euros"

En el vídeo, filtrado por la cuenta de Twitter @AfectadosBBS, el párroco de Ciudad Real reclama más ayudas para las obras de la iglesia que han costado 1.100.000 euros. "Se ve que eso no interesa, pero faltan 600.000 euros", recuerda el cura durante la homilía y añade "que yo me calle no significa que sea tonto. Sé quién da y quién no da".

Emilio Monte, cura de Valdepeñas, en Ciudad Real, ha amonestado a los parroquianos de la localidad por no aportar el dinero necesario para el mantenimiento de la parroquia. Todo sucedió durante la misa del pasado 4 de octubre.

"La semana que viene inauguramos la obra y nadie me ha preguntado cuánto ha costado. Se ve que eso no os importa" comienza Monte dirigiéndose a los feligreses. "Hay mucha gente que está suscrita por medio de banco. Aportan 10, 15, 20 30, 40€, 50. Lo que más dan es 50 euros" añade el cura.

Falta dinero

Hay mucha gente de la parroquia, de toda la vida, incluso de cuando yo llegué hace 11 años que solo dan 6 euros". Los reproches del párroco van dirigidos a los feligreses por que según él no ha apoyado los suficiente las obras realizadas en la iglesia. Las obras se han prolongado durante 8 años y han costado 1.100.000 euros.

"Este dinero sale de las suscripciones de la gente, de los que más dan, aportando 50 euros, y de los que menos, con 6 euros" afirma en la grabación Emilio Monte, cura de Valdepeñas y añade que nadie le ha preguntado cuánto falta por pagar. "Se ve que eso no interesa, pero faltan 600.000 euros".

"Que yo me calle no significa que sea tonto. Sé quién da y quién no da" asegura el cura durante la misa a los feligreses. Durante la homilía el párroco también ha alertado que recibe amenazas. "Me amenazan con retirar los 50 euros por no hacerles los bautizos" afirma.

Emilio Monte, cura de Valdepeñas, reclama durante la misa más apoyo y se queja de los matrimonios en los que los dos trabajan "y no dan ni 10 euros". Montes afirma entender que las personas que no pueden dar nada porque "se han quedado sin trabajo", pero no comprende a aquellos que están bien económicamente y no aportan.

Publicidad