Publicidad

Andalucía

Un profesor viste con falda para dar una lección a sus alumnos: "Cada uno puede vestirse o ponerse lo que quiera"

El profesor quiso dar clase en falda para concienciar a su alumnado sobre la igualdad y la libertad de cada persona.

Pablo Santaella Barcos es profesor de educación física en un instituto de Andalucía y ha querido dar una lección a sus alumnos. Este profesor se ha presentado a la clase con una falda de tipo flamenco hasta los tobillos.

Santaella ha explicado en una carta que su objetivo era "transmitir al alumnado que cada uno puede vestirse o ponerse lo que quiera sin importar el qué dirán".

En este sentido, ha lamentado vivir en una sociedad en la que "priman los estereotipos". Por ello, ha querido dar una lección y normalizar este tipo de situaciones.

"Todo esto es educación, la que demos a nuestros hijos, a nuestros alumnos, y que conste que no incito a los niños a que se pongan falda, ojo, pero sí a ponerse lo que realmente les gusta y apetece", ha aseverado este profesor de Andalucía.

El pasado mes de noviembre los alumnos de distintos puntos de España han acudido a clase en falda en señal de protesta, después de que un estudiante fuera castigado por ello y obligado a acudir al psicólogo.

Lee aquí la carta completa

"Mi nombre es Pablo Santaella Barcos y yo veo una foto normal, el problema de hoy en día está en que mucha gente aún no lo ve así.

Hoy he decidido ir a trabajar así (la mascarilla solo me la quité para la foto, no había nadie en el patio y estaba al aire libre) y el motivo fue debido a un problema que hubo en una de las clases a las que imparto Educación Física.

El objetivo ha sido transmitir al alumnado que cada uno puede vestirse o ponerse lo que quiera sin importar el que diràn. Desgraciadamente estamos en una sociedad en la que priman los estereotipos, pero cada vez es más usual ver personas que visten fuera de la “norma” o diferentes de la mayoría uniformada.

He recibido gran cantidad de preguntas, comentarios e incluso piropos por parte del alumnado. Mis respuestas a todos eran naturales, quitándoles importancia, que vieran que soy el mismo maestro con pantalón que con falda.

Todo esto es educación, la que demos a nuestros hijos, a nuestros alumnos, y que conste que no incito a los niños a que se pongan falda, ojo, pero sí a ponerse lo que realmente les gusta y apetece, a mi la falda de hoy no me gustaba, pero si me apetecía ponérmela, porque por eso elegí esta profesión, para transmitir valores, enseñar contenidos, ayudarles a ser mejores personas, darles mi cariño y apoyo etc.

Al terminar cada clase de Educación Física les he hecho la siguiente pregunta:”¿He dado la clase peor que ayer que venía en pantalón?”

La respuesta ha sido que no.

Soy de los que piensa que esta profesión es vocacional, y yo siempre lo he tenido claro, mejor o peor, pero intento hacer mi trabajo lo mejor posible".

Publicidad