Perros

'El marrón más caro del mundo', así recuerda el Ayuntamiento de Granada que no recoger la caca de tu perro te puede costar 750 euros

El Ayuntamiento de Granada lanza una campaña para concienciar a los dueños de perros de que hay que recoger los excrementos de sus mascotas.

'El marrón más caro del mundo', así recuerda el Ayuntamiento de Granada que no recoger la caca de tu perro te puede costar 750 euros

Publicidad

Los perros son los mejores amigos de los humanos, o eso se dice, sin embargo su convivencia trae consigo un eterno conflicto: la hora de recoger las cacas.

Aunque cada vez más dueños de canes van provistos de su bolsita para recoger los excrementos, sigue siendo muy frecuente en cualquier parque o incluso acera encontrar una desagradable caca de perro que la ‘ley de Murphy’ hace que acabes pisándola.

El Ayuntamiento de Granada ha lanzado una curiosa iniciativa para concienciar a los propietarios de que hay que recoger las cacas. Bajo el lema ‘el marrón más caro del mundo’ se recuerda a los dueños que es su obligación recoger los excrementos y que no hacerlo supone multas de entre 210 y 750 euros en caso de reincidencia.

El departamento de Medio Ambiente del ayuntamiento asegura que en lo que va de 2021 se han registrado 1.070 reclamaciones por presencia de cacas de perros en la vía pública.

Monitores medioambientales recorrerán las 27 zonas de expansión canina, clínicas veterinarias y tiendas de animales para informar de las obligaciones de los dueños.

El Ayuntamiento de Granada no es pionero en buscar la fórmula perfecta con la que concienciar y educar de una forma más cívica a los dueños de perros. En A Guarda los propietarios están obligados a limpiar con agua y vinagre las meadas de los canes para evitar el mal olor.

En Tarragona se ha contratado a detectives privados cuyo coste es de 50 euros la hora. El Ayuntamiento de Mislata (Valencia) repartió hasta final de año tickets para que los dueños de los perros censados puedan hacerles gratis la prueba genética con el objetivo de que se puedan asociar los excrementos hallados en la vía pública con el titular del can. Todas las clínicas veterinarias de la ciudad colaboraron en la iniciativa.

Publicidad