Salud mental

La dolorosa carta de una madre después del suicidio de su hijo de 14 años: "Sé que nunca volveré a sentirme completa"

La madre del menor pide dar más visibilidad a la salud mental de los jóvenes. "Hemos sido víctimas de la desinformación, estigmatización y la infravaloración de la salud mental".

El coronavirus devasta la salud mental de los menores

Publicidad

El suicidio sigue siendo la primera causa de muerte externa en España. Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), diariamente más de 10 personas fallecen por esta causa, lo que supone más del doble de víctimas morales que por accidentes de tráfico.

Sensibilizar e informar sobre enfermedades mentales puede ayudar a prevenir las conductas suicidas. Precisamente eso es lo que ha querido hacer la madre de Rodrigo, un joven de 14 años que se quitó la vida por una depresión hace 5 meses. En la misiva, que ha compartido su hija Irene Pujol, relata su dolor. "Hoy quiero gritarle al mundo y tengo todo el derecho", comienza el mensaje.

La depresión, la enfermedad silenciosa

La madre de Rodrigo explica que al menor le diagnosticaron depresión severa meses antes. Seguía un tratamiento farmacológico y psicoterapia, pero lamenta no haber llegado a tiempo. "Creo que fuimos tarde. Teníamos que haberlo llevado al psiquiatra hacía años. Hemos sido víctimas de la desinformación, la estigmatización y la infravaloración de la salud mental".

En su carta, reconoce que la depresión es "una enfermedad invisible y tremendamente cruel" y recuerda las palabras que le dijo su hijo cuando ella le decía frases positivas para intentar ayudarle. "Mamá, le estás pidiendo a alguien que tiene cáncer que deje de tenerlo".

Más investigación

En Europa el suicidio es uno de los mayores problemas de salud pública. Según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año más de 700.000 personas se quitan la vida en todo el mundo: 12,6 por 100.000 hombres frente a 5,4 por 100.000 mujeres.

Prestar atención al suicidio es "incluso más importante ahora, después de muchos meses inmersos en la pandemia de la COVID-19 y cuando muchos de los factores de riesgo del suicidio, pérdida de empleo, apuros económicos y aislamiento social, siguen estando muy presentes", afirma la OMS.

Por ello, la madre de Rodrigo ha querido compartir este mensaje con el mundo. "Si se dedica un euro más a la investigación, o se hace una buena campaña de información y normalización de las enfermedades mentales; o en las revisiones médicas se interesan también por el bienestar mental y social de las personas, o en los colegios se fomenta más la inteligencia emocional de los niños, su pérdida no habrá sido del todo en balde".

Publicidad