Día Mundial del lavado de manos

Día Mundial del Lavado de Manos 2021: ¿Por qué se celebra el 15 de octubre?

Hoy se celebra el Día Mundial del Lavado de Manos 2021. Descubre el origen de esta jornada conmemorativa y la importancia de esta práctica de higiene de manos para evitar enfermedades y salvar vidas.

Día Mundial del Lavado de Manos 2021: ¿Por qué se celebra el 15 de octubre?

Publicidad

El lavado de manos es una simple práctica que puede llegar a salvar muchas vidas, ya que una inexistente o deficiente higiene de manos puede ser la causa de enfermedades graves, principalmente de carácter respiratorio y digestivo. Lavar las manos con cuidado y en profundidad con agua y jabón es un acto que ha cobrado especial relevancia sobre todo desde el inicio de la pandemia del COVID-19, porque nos ha hecho a todos ser más conscientes de la importancia de este hábito para evitar todo tipo de contagios y propagación de enfermedades infecciosas.

Hasta aquel entonces parecía que esta cuestión solo afectaba a aquellos países o comunidades en las que, debido a la escasez de recursos o salubridad en sus aguas, no es posible llevar a cabo una correcta higiene de manos. Pero la situación sanitaria derivada de la crisis del coronavirus nos ha hecho abrir los ojos para recordar que esta cuestión es cosa de todos, ya que lavarse las manos debe convertirse en un hábito presente en todo momento en nuestra cotidianidad.

A continuación, descubrirás por qué hoy, 15 de octubre, celebramos el Día Mundial del Lavado de Manos, así como la importancia de llevar a cabo esta práctica correctamente.

[[H3:El ‘día de lavarse las manos’ existe desde antes de la pandemia]]

Desde la irrupción del coronavirus SARS-CoV-2 en nuestras vidas somos más conscientes de la importancia del lavado de manos como medida de prevención de enfermedades e infecciones. El hecho de lavarnos las manos con frecuencia y de manera correcta puede prevenir en gran medida la expansión de la COVID-19. Ser ahora más conscientes que nunca de la importancia de esta práctica puede llevarnos a pensar que el ‘día de lavarse las manos’ es algo que ha nacido con la pandemia, pero no es así.

Concretamente fue en 2008 cuando la Asociación Mundial para el Lavado de Manos (Global Handwashing Partnership) convirtió el 15 de octubre en el Día Mundial del Lavado de Manos. Por aquel entonces, la Asamblea General de la ONU declaró 2008 como Año Internacional del Saneamiento, y la aparición del día de lavado de manos reforzó este movimiento a favor de mejoras en prácticas de saneamiento e higiene. Esta jornada conmemorativa quiso así, desde su origen, servir de llamamiento para concienciar a la población sobre la importancia del uso del agua y jabón para salvar vidas y proteger la salud de todos, tanto en países en desarrollo como en países industrializados.

Esta cuestión de higiene está presente en la Agenda 2030 de la Organización de las Naciones Unidas, ya que, entre sus Objetivos de Desarrollo Sostenible, presta especial atención a Agua, higiene y saneamiento. De esta manera, la ONU se propone, entre otras cosas, garantizar el acceso universal y equitativo al agua potable a un precio asequible para todos, así como lograr el acceso a servicios de saneamiento e higiene adecuados y equitativos a nivel mundial, sobre todo para mujeres y niñas.

Cómo lavarse las manos correctamente

El acto de lavarse las manos debe convertirse en un hábito, ya que hacerlo con jabón frena la acción de cualquier bacteria o agente patógeno y evita, por lo tanto, cualquier contaminación de las manos. Por ello, es tan importante esta práctica de higiene, principalmente, en momentos clave como antes y después de manipular alimentos, antes y después de manipular basura y desperdicios, después de ir al baño, después de tocar objetos o superficies sucias, al llegar a casa, después de haber estado en contacto con personas o animales, etc.

Para que el lavado de manos sea efectivo debe realizarse siempre con jabón y debería durar alrededor de un minuto. En este tiempo, tras mojarnos las manos con agua, tenemos que enjabonarlas y frotarlas durante al menos veinte segundos siguiendo unos sencillos pasos:

- Frotar las palmas de las manos entre sí, entrelazando los dedos.

- Restregar cada palma con el dorso de la otra mano, entrelazando los dedos.

- Frotar el dorso de los dedos de cada mano, restregando contra la palma de la otra.

- Rodear cada pulgar con la palma de la otra mano, frotando con un movimiento circular.

- Frotar la punta de los dedos de cada mano contra la palma de la otra, mediante un movimiento de rotación.

- Enjuagar con agua para retirar los restos de jabón y aclarar las manos.

- Secarnos con una toalla limpia o papel de un solo uso.

Como señala el lema del Día del lavado de manos 2021, "Nuestro futuro está al alcance de la mano - Avancemos juntos". Por lo tanto, recuerda que esta práctica, que debe convertirse en hábito en tu vida si aún no lo es, es clave para proteger tu salud y la de los que te rodean. No olvides difundir este mensaje de concienciación en redes empleando los hashtags oficiales #GlobalHandwashingDay and #OurFutureAtHand.

Publicidad