Día mundial del corazón

Día Mundial del Corazón 2021: ¿Por qué se celebra el 29 de septiembre?

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en todo el planeta. Tomando en cuenta esas cifras tan altas, el Día Mundial del Corazón busca concientizar sobre la importancia de cuidar este órgano, que es de vital importancia para nuestra vida. ¿Quieres saber qué puedes hacer para prevenir estas afecciones? Te lo explicamos a continuación.

Día Mundial del Corazón 2021: ¿Por qué se celebra el 29 de septiembre?

Publicidad

Este miércoles, 29 de septiembre de 2021, se celebra el Día Mundial del Corazón. Una fecha que busca crear conciencia sobre la importancia de las enfermedades cardiovasculares (ECV), así como para promover su prevención, control y tratamiento.

El día se conmemoró por primera vez en el año 2000, cuando fue designado por la Federación Mundial del Corazón, que contó con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización para la Educación, la Ciencia y la Cultura de las Naciones Unidas (UNESCO).

Las ECV son la primera causa de muerte en el mundo. Los infartos de miocardio y los accidentes cerebro vasculares causan la muerte de más de 17.7 millones de personas al año, lo cual representa casi la tercera parte de todas las muertes del mundo. Las cifras son alarmantes y el futuro no es más alentador. Se estima que para el año 2030 la cifra ascenderá a 23 millones de personas.

Los objetivos de este día no solo deben estar relacionados a los avances en el campo de la tecnología, sino también en el campo de la promoción y prevención. Ya que un gran porcentaje de estas muertes podría evitarse con una alimentación saludable, con un consumo bajo de sal y grasas saturadas, evitando el tabaco y el alcohol y manteniendo un estilo de vida activo. Siguiendo unos hábitos saludables las ECV más comunes (como el infarto de miocardio y el accidente cerebrovascular) dejarían de ser la primera causa de muerte a nivel mundial.

Principales enfermedades que afectan al corazón

Antes de conocer cuáles son las principales afecciones, debemos entender que una enfermedad cardíaca es todo aquel trastorno que afecta la estructura o fisiología del corazón y que impide su correcto funcionamiento, teniendo implicaciones generales en la salud del afectado. Aunque existen muchas enfermedades del corazón, estas son las más comunes:

Infarto de miocardio. Más conocido como ‘ataque al corazón’. Son una de las emergencias médicas más grave, porque el tiempo que se tiene para evitar el fallecimiento de la persona es muy breve. Es provocada por el ensanchamiento de las arterias coronarias, encargadas de llevar sangre al corazón.

Miocardiopatías. El corazón no bombea la cantidad de sangre suficiente, porque los músculos cardíacos están dañados y no puede funcionar como es debido. La persona puede llegar a padecer una insuficiencia cardíaca.

Arritmias. Es una alteración del ritmo del corazón. Puede ser una frecuencia de latidos demasiado alta, demasiado baja o irregular. La mayoría de las veces no suelen tener una sintomatología grave.

Hipertensión. Caracterizada por tener una presión alta. Es un factor de riesgo que afecta las arterias coronarias y que puede favorecer la aparición de cardiopatías isquémicas (como angina de pecho, infartos, etc.).

Prevención: ¿cómo cuidar tu corazón?

Aunque en algunas ocasiones puede influir la genética, las ECV son enfermedades no transmisibles, por lo que unos buenos hábitos de vida te ayudarán en gran medida a proteger tu corazón. A continuación, te nombramos algunas recomendaciones que debes tener en cuenta.

Alimentación sana. Para nadie es un misterio que la dieta mediterránea es una de las más recomendadas para seguir un estilo de vida sano. Aumenta la ingesta de omega 3, pescado y vegetales y evita los procesados y las grasas insaturadas.

Adiós al sedentarismo. Encuentra una actividad o deporte que te motive y que pueda formar parte de tu rutina diaria. Al menos media hora de actividad física al día mejorará tu salud cardiovascular.

Malos hábitos. El consumo de tabaco o de alcohol no solo afecta al corazón, sino que también repercute en múltiples órganos de tu cuerpo. Lo mejor es evitar su consumo.

Comprueba la báscula. A veces podemos tener exceso de peso aun comiendo sano y teniendo buenos hábitos. La obesidad también afecta negativamente al corazón. Lo ideal es mantener un peso saludable que te permita moverte con facilidad.

Publicidad