Rugby

Muere un jugador de rugby en Gales tras un infarto y crea polémica por la falta de medidas médicas

Alex Evans, de 31 años falleció el pasado sábado al desplomarse en una carrera mientras disputaba un partido con su equipo. Se podía haber salvado si hubiera habido un desfibrilador.

Muere un jugador de rugby en Galés debido a un infarto y crea polémica por la falta de medidas médicas

@CwmllynfellRFC@CwmllynfellRFC Muere un jugador de rugby en Galés debido a un infarto y crea polémica por la falta de medidas médicas

Publicidad

Alex Evans, jugador de rugby de 31 años, falleció el pasado sábado tras desplomarse en una carrera en el partido que enfrentaba al Cwmllynfell RFC, y el Crynant en Gales. Desgraciadamente este tipo de noticias cada vez son más comunes y tras lo sucedido se ha informado que no había desfibrilador en el estadio, algo que podía haberle salvado la vida.

Cuando Evans cayó desplomado en el campo comenzaron a vivirse momentos de angustia y miedo entre los jugadores y los aficionados, la ambulancia y los servicios médicos tardaron poco en llegar pero nada pudieron hacer para salvarle la vida.

La causa de la muerte fue un infarto y tras la tragedia su equipo quiso despedirse del jugador con un emotivo mensaje en redes sociales: "No hay palabras para describir lo de hoy. Hemos perdido a un hermano en el campo y duele mucho. RIP Alex, todo el club y la comunidad están conmocionados y tristes. Vuela alto hermano, vuela alto..."

Vuelve a surgir la polémica en cuánto a la falta de recursos médicos

El fallecimiento de Evans ha vuelto a abrir el debate en Reino Unido de la falta de medidas médicas en la mayoría de estadios deportivos. El estadio donde Evans murió no tenía desfibrilador, algo que podría haber evitado las fatales consecuencias.

Gales es una de las regiones con peor tasa de supervivencia en caso de infarto fuera de un hospital, las peores de Reino Unido, según ha publicado el periódico galés, 'National Wales'.

Tom Giffard, miembro del Parlamento por el partido conservador galés en representación del Suroeste de Gales ha asegurado que va a presentar una propuesta para que todos los clubes deportivos de Gales tengan desfibriladores en un futuro cercano y puedan evitarse así la mayoría de muertes por infarto.

Publicidad