Mbappé en el Santiago Bernabéu

Publicidad

Coronavirus

La condición del Gobierno para que haya público en el fútbol en la desescalada por coronavirus

El Gobierno ha dejado la puerta abierta, pero reconoce que es una posibilidad complicada la asistencia de aficionados a los estadios de fútbol.

La pandemia de coronavirus obligó a parar todo tipo de actividad, también los eventos deportivos para prevenir el contagio entre personas. De todas estas el fútbol fue una de las que más dolió a la población que se suspendiera. Pero los aficionados ya están de enhorabuena después de confirmarse que la Liga Fútbol Profesional ya ha puesto una fecha para que se vuelvan a disputar partidos.

Miguel Ángel Ramírez, máximo responsable de la Unión Deportiva Las Palmas, ha asegurado que habría público en las gradas del estadio de Gran Canaria el día 13 cuando se reanude la liga de fútbol, posibilidad a la que el Gobierno ha dejado la puerta abierta, pero reconoce que es una posibilidad complicada.

Pero lo cierto es que los campos estarán vacíos de aficionados hasta que toda España se encuentre en la misma fase. Entonces se estudiará si se mantiene la prohibición hasta la temporada siguiente o se permite antes la asistencia a los partidos.

Fernando Simón ahondó más en esta cuestión durante su intervención diaria ayer martes y explico que «hemos estado discutiendo algunas preocupaciones y algún aspecto clave como la presencia o no de público en las gradas. No se ha dado ninguna respuesta cerrada, obviamente porque no se puede ahora mismo”, quien añadía que “sí que es cierto que el Ministerio se ha comprometido a hacer una evaluación de los riesgos. Y en el caso de que en la fase 3, según la situación epidemiológica, sí se pueda hacer, se hará».

Simón sí que descartó que en algunos estadios se pueda ir antes que a otros, o todos, o ninguno, ya que “no sería justo”.

La Liga ha preferido no pronunciarse y se limita a seguir las recomendaciones del Gobierno.

Por su parte, el Consejo Superior de Deportes se mantiene cauto y declara que el regreso “es imposible para el día 13; muy difícil para lo que resta de temporada y ya veremos qué ocurre en la próxima”.

En cualquier caso, cuando por fin sea posible, en un primer momento, podrían entrar un aforo del 30% del estadio para asegurar la distancia mínima de dos metros entre aficionado, el acceso debería hacerse con mascarilla y se tomaría la temperatura en cada puerta de entrada.

El desalojo del estadio también debería hacerse con mucho cuidado para evitar que los aficionados rompieran la distancia social.

Publicidad