Unión Europea

El aceite de palma y el café, en la lista de productos 'prohibidos' que la UE dejará de importar

El aceite de palma y el café son dos de los productos que la Unión Europea vetará con el objetivo de poner coto a la comercialización de mercancías que contribuyen a la deforestación ilegal del planeta.

Publicidad

Entre 1990 y 2020 se perdieron en todo el mundo 420 millones de hectáreas a causa de la deforestación, según la evaluación de los recursos forestales mundiales 2020 de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). La Unión Europea es la responsable del 10% de esa pérdida. Este y otros datos, han llevado a la UE a tomar decisiones para frenar la situación.

Los representantes del Parlamento Europeo, Consejo y Comisión han llegado a un acuerdo preliminar en el día de hoy que obligará a las empresas a verificar y publicar una declaración de “diligencia debida” de que sus productos vendidos en la UE no han contribuido a la deforestación o degradación forestal en ninguna parte del mundo después del 31 de diciembre de 2020. En realidad, la nueva legislación no prohíbe ningún producto como tal pero las empresas no podrán venderlos si no llegan acompañados de la citada declaración.

La UE es un gran consumidor y comerciante de productos básicos que contribuyen considerablemente a la deforestación, como la carne de vacuno, el cacao, la soja y la madera. Las nuevas normas pretenden garantizar que cuando los consumidores compren estos productos no contribuyan a seguir degradando los ecosistemas forestales. La UE está dispuesta a asumir su responsabilidad”, ha indicado Marian Jurecka, ministro checo de medio ambiente.

Con respecto a las sanciones previstas por el incumplimiento, serán “proporcionadas y disuasorias”, y el importe máximo de la multa será de “al menos el 4% del volumen de negocios total anual en la UE” del operador o comerciante incumplidor.

Estos son los productos afectados

Ninguno de los siguientes productos podrá venderse en la Unión Europea si no se declara que han sido obtenidos sin recurrir a la deforestación. Los productos afectados son los siguientes:

  • Aceite de palma
  • Ganado
  • Café
  • Soja
  • Cacao
  • Madera
  • Caucho
  • Productos derivados de los anteriores: carne de res, muebles, chocolate, etc.

Estos productos básicos se han elegido sobre la base de una evaluación de impacto exhaustiva que los identifica como el principal impulsor de la deforestación debido a la expansión agrícola, según ha asegurado el Ejecutivo impulsor de esta medida. Además, esta lista se revisará y actualizará periódicamente, teniendo en cuenta los nuevos datos, como los cambios en los patrones de deforestación.

La Comisión Europea también ejecutará un sistema de evaluación comparativa que evaluará a los países o partes de los mismos y su nivel de riesgo de deforestación y degradación forestal (riesgo alto, estándar o bajo). En esta evaluación se tendrá en cuenta la expansión agrícola para la producción de los siete productos básicos y derivados.

Publicidad