cáncer de mama

Publicidad

Día Mundial Cáncer de Mama 2019

Síntomas, causas, tipos y tratamiento del cáncer de mama

El Día Mundial contra el Cáncer de Mama 2019, que se celebra este sábado 19 de octubre, tiene la intención concienciar a la sociedad de la importancia de la investigación y el diagnóstico precoz de esta enfermedad.

En resumen

  • El año pasado se diagnosticaron más de 33.000 nuevos cánceres de mama en España
  • Estos son los síntomas, causas y tipos de cáncer de mama

Este sábado, 19 de octubre, es el del Día Mundial contra el Cáncer de Mama 2019, como recordatorio del compromiso de toda la sociedad en la lucha contra esta enfermedad. En España se diagnosticaron alrededor de 33.307 nuevos cánceres de mama en 2019.

Síntomas del cáncer de mama

Estos son algunas de las advertencias de la enfermedad, según publican los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades:

- Un bulto en la mama o la axila (debajo del brazo).

- Aumento del grosor o hinchazón de una parte del pecho.

- Síntomas de irritación o hundimientos en la piel de la mama.

- Descamación o enrojecimiento en la zona del pezón o en la propia mama.

- Secreción del pezón, incluso de sangre, que no sea leche.

- Cualquier cambio en el tamaño o la forma del pecho.

- Dolor en cualquier parte de la mama.

Causas del cáncer de mama

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades señalan que el riesgo de sufrir cáncer de mama puede deberse a una combinación de factores:

- Mujeres mayores de 50. El riesgo de cáncer de mama aumenta con la edad, la mayoría de ellos se diagnostica en mujeres mayores de 50 años.

- Mutaciones genéticas. La enfermedad puede producirse por cambios heredados en ciertos genes, tales como en el BRCA1 y el BRCA2.

- Historial reproductivo. Un inicio temprano de la menstruación y comienzo de la menopausia después de los 55 años expone a las mujeres a hormonas por más tiempo, lo cual aumenta el riesgo de cáncer de mama.

- Mamas densas. La mamas densas tienen más tejido conjuntivo que tejido adiposo, lo que puede provocar que sea difícil la detección de tumores en una mamografía.

- Antecedentes personales de cáncer de mama. Las mujeres que han sufrido cáncer de mama tienen más probabilidades de volver a padecer esta enfermedad.

- Antecedentes familiares. El riesgo de padecer este tipo cáncer es mayor si algún parientes de primer grado o varios integrantes de la familia por el lado paterno o materno han tenido cáncer de mama.

- Tratamientos previos con radioterapia. Las mujeres que se han sometido a radioterapia en el pecho o las mamas antes de los 30 años de edad tienen un riesgo mayor riesgo.

Tipos de cáncer de mama

Los tipos más comunes de cáncer de mama son:

El carcicoma in situ. Se trata de la proliferación celular maligna que se produce en el interior del conducto mamario, sin traspasar la pared del mismo, esto quiere decir que se genera sin invasión o infiltración del tejido que lo rodea. La Asociación Española Contra el Cáncer detalla que pueden ser: carcinoma ductal in situ, si se produce dentro de un ducto; o carcinoma lobulillar in situ, si es dentro de un lobulillo.

El carcicoma invasivo o infiltrante. Es la proliferación celular maligna que si traspasa la frontera natural anatómica del ducto o el lobulillo, invadiendo el tejido circundante. Hay dos tipos de cáncer de mama invasivo: los carcinomas ductales, que se originan en las células que cubren los conductos galactóforos (por donde circula la leche hacia el pezón); y los carcinomas lobulillares, se forman en las células de los lobulillos mamarios, donde se produce la leche.

Tratamientos del cáncer de mama

Una vez que se ha hecho el diagnóstico de la enfermedad, se debe determinar cuál es el tratamiento para el cáncer de mama más adecuado para la paciente. Estos son los diferentes tratamientos:

Tratamiento quirúrgico. La cirugía a nivel de la mama es una intervención quirúrgica mayor. Puede ser: cirugía conservadora, que consiste en la extirpación del tumor con un margen de tejido mamario sano; mastectomía, que es la extirpación de toda la mama; cirugía axilar, linfadenectomía o ganglio centinela

Radioterapia. Consiste en la utilización de radiaciones ionizantes para el tratamiento, local o locorregional. Su objetivo es destruir las células tumorales causando el menor daño posible a los tejidos sanos.

Quimioterapia. Es uno de los tratamientos más empleados para el cáncer de mama. Su objetivo es destruir las células que componen el tumor.

Hormonoterapia. Consiste en la administración de hormonas que bloquean la acción de los estrógenos sobre las células malignas de la mama, impidiendo su proliferación.

Publicidad