Higiene bucal

¿Te sangran las encías? Este es el motivo y así es cómo puedes solucionarlo

Según la periodoncista Olalla Argibay, el estrés y el embarazo influyen en la aparición del sangrado de encías.

Imagen de una mujer en el dentista

Imagen de una mujer en el dentista Unsplash

Publicidad

A casi todos nos han sangrado las encías alguna vez, ya que es una realidad muy frecuente. En concreto, ocho de cada diez adultos, mayores de 35 años, tienen alguna enfermedad que afecta a sus encías, según los últimos datos de los que disponemos en España.

Sin embargo, el sangrado de las encías tiene un motivo. Olalla Argibay, vocal de la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA), explica que el sangrado significa que nuestras encías no están sanas y que la acumulación de placa alrededor de los dientes provocan que la encía se inflame y, en casos más graves, que se destruyan los tejidos de soporte de los dientes.

Además, Argibay indica las enfermedades a las que se puede asociar el sangrado. "Principalmente hay dos tipos: la gingivitis, que es una inflamación reversible y limitada solamente a la encía; y la periodontitis, en la que además de la inflamación de la encía se produce una destrucción irreversible de los tejidos de soporte del diente, y que puede acabar provocando la pérdida de los dientes si se trata", explica.

El estrés y el embarazo influyen en la aparición del sangrado de encías

Por otro lado, afirma que uno de los factores que puede generar el sangrado de las encías es el estrés. "Hoy en día sabemos que el estrés varía la respuesta de nuestro sistema de defensa frente a las agresiones bacterianas. La periodontitis es el resultado de interacciones complejas entre las bacterias de la placa bacteriana y la respuesta inmune inflamatoria de ahí la importante relación", apunta.

De la misma manera, señala que el sangrado de encías puede ser muy recurrente durante el embarazo debido al incremento de los cambios hormonales, las cuales son capaces de provocar un aumento de la inflamación gingival "y, por tanto, del sangrado".

De hecho, la periodoncista va más allá y anima a realizarse una revisión previa al embarazo, ya que estas enfermedades inflamatorias pueden afectar a sus resultados, derivando a un parto prematuro o con un peso del bebé inferior al que debería.

Cómo evitar el sangrado de encías

Argibay recomienda ir mínimo una vez al año al dentista para hacerse las revisiones, aunque añade que, en caso de presentar síntomas, lo mejor es acudir cuanto antes ya que podría estar padeciendo una enfermedad. En ese caso, "un diagnóstico precoz permite que los tratamientos sean más efectivos".

Lógicamente, también debemos poner de nuestra parte para prevenir este tipo de enfermedades. En este sentido, la experta subraya que es necesario cepillarse exhaustivamente los dientes al menos dos veces al día, fijándonos también en las separaciones entre los dientes.

Más en concreto, Argibay da cuatro puntos para mantener nuestras encías sanas: buena higiene bucal, limpieza profesional a fondo, cirugías en las zonas más afectadas y terapia de mantenimiento periodontal para prevenir recaídas.

Publicidad