Bacterias

Investigadores logran romper el escudo de las bacterias que las hace resistentes a los antibióticos

Investigadores del Instituto de Bioingeniería de Cataluña (IBEC) han logrado atravesar la estructura protectora que construyen las bacterias y que las hacen resistentes a los antibióticos.

Rompen el escudo de las bacterias que las hace resistentes a los antibióticos

Rompen el escudo de las bacterias que las hace resistentes a los antibióticos Pixabay

Publicidad

Ciertas bacterias construyen una pared protectora que las hace resistentes a los antibióticos. Esa 'armadura' es una matriz extracelular del biofilm y ahora investigadores del Instituto de Bioingeniería de Cataluña (IBEC) han logrado romperla para dar un nuevo paso para superar esas resistencias.

Se trata de un logro que puede tratar infecciones pulmonares permanentes, heridas crónicas o infecciones asociadas a los hospitales, más difíciles de tratar porque están causadas por colonias de microrganismos que crecen juntos y crean una estructura conocida como biofilm.

Ese biofilm los protege del ambiente externo por lo que para combatirlos no solo basta con un antibiótico, sino con romper esa barrera. Eduard Torrents, la persona que he liderado esta investigación publicada la revista 'npj Biofilms and Microbiomes', ha explicado que el logro se ha conseguido "combinando un antibiótico con un par de agentes que perforan el biofilm y eliminan incluso las bacterias que viven dentro del biofilm".

Nuevo futuro clínico para tratar estas infecciones

Las infecciones generadas por este tipo de bacterias son el mecanismo menos conocido. Para la investigación se empleó la bacteria llamada "Pseudomonas aeruginosa", habitual en pacientes de fibrosis quística.

"Hicimos cultivos de biofilms in vitro, utilizando una técnica que se asemeja mucho a la forma en que existen y crecen en la naturaleza", ha detallado el investigador. Por ello, cargaron antibiótico en portadores de nanopartículas con carga negativa y consiguieron neutralizar la carga positiva antes de que el fármaco llegara al biofilm y pudiera penetrar.

Antes, el antibiótico con carga positiva era incapaz de romper el biofilm porque este estaba cargado negativamente. Gracias a esta investigación, se abre un futuro en el uso clínico de este nuevo antibiótico. Especifican que el siguiente paso es la validación clínica y que podría ser un gran avance en estas infecciones.

Publicidad