El servicio de Neonatología del Hospital de Sant Pau de Barcelona ha ideado una especie de capa que mantiene al recién nacido prematuro en posición fetal para disminuir su estrés cuando ha de ser manipulado, al tiempo que contribuye a mejorar su desarrollo neurológico.

Se trata de un dispositivo textil similar a una capa, llamado 'Swaddy', confeccionado con tela "elástica y suave", que favorece "la posición de flexión del recién nacido, posición que le proporciona más seguridad y simula el útero materno, y que le ahorra energía necesaria para mantener otras funciones vitales", ha informado en un comunicado este lunes el Hospital de Sant Pau.

Sílvia Vicente, enfermera de la Unidad de Curas Intensivas Neonatales (UCIN) de ese hospital y miembro del Grupo de Investigación en Cuidados del Instituto de Investigación Biomédica de Sant Pau (IIB Sant Pau), ha desarrollado este dispositivo para prevenir el estrés y las posibles alteraciones en el desarrollo del cerebro de los bebés prematuros que les pueden provocar algunos procedimientos, especialmente a la hora de pesarles.

El dispositivo tiene una pieza de algodón con elástico ajustable, el tejido es fino y suave para evitar el calentamiento excesivo del bebé y cubre la espalda del recién nacido desde la cabeza hasta los pies, ajustándole las piernas para que mantenga la posición fetal.

Al quedar la parte delantera abierta, permite "la observación directa de los profesionales y que la madre tome contacto con su piel y se impregne de su olor para que sienta su compañía cuando ella esté ausente", han explicado.

Un equipo multidisciplinar de la Unidad de Neonatología del Hospital de Sant Pau, liderado por Silvia Vicente, ha llevado a cabo un estudio clínico y ha concluido que el dispositivo mejora "significativamente" la frecuencia cardíaca y respiratoria y la escala de dolor de los bebés prematuros de peso inferior o igual a 1.500 gramos durante el procedimiento de su peso.

También te puede interesar...

Un bebé prematuro de 23 semanas logra sobrevivir gracias a que lo metieron en una bolsa de plástico llena de oxígeno

Aumenta el número de bebés prematuros: uno de cada 13 niños nace antes de la semana 37 de gestación en España