La audiencia, sin precedentes, será en el tribunal administrativo de Montreuil, en Seine-Saint-Denis. Es el primer caso de víctima de contaminación del aire y exige 160 mil euros en compensación.

Farida, una secretaria de 52 años, vivió durante 20 años en la contaminación. "Al principio, tenía mucha laringitis, tos crónica y empeoraba más tarde, era una enfermedad pulmonar y mi hija tenía asma", dice. Los medicamentos no hicieron nada.

En el invierno de 2016, tuvo que dejar de trabajar durante un mes, porque era imposible salir al exterior. Su médico le recomendó que abandonará la zona y se fue vivir a Orleans.

Desde hace dos años, vive fuera de Saint-Ouen y ha notado el cambio. "De la noche a la mañana, no más problemas de salud para mí o para mi hija". Su abogado reclama una indemnización de 160 mil euros para ella y su hija.