George Floyd: Manifestación por Freddie Gray

Publicidad

George Floyd

Otras cinco muertes violentas de afroamericanos que desataron olas de protestas en EE.UU

La muerte de George Floyd no es el primer capítulo. La historia de la brutalidad policial en EEUU contra la comunidad negra se repite una y otra vez.

George Floyd, 46 años, que trabajaba como guardia de seguridad en Minneapolis, fue abordado por la policía tras una llamada de emergencia. Las imágenes de un video de 10 minutos grabado por un testigo muestra a Floyd gimiendo y diciéndole constantemente a un agente de policía "No puedo respirar".

La indignación por la muerte de George Floyd, recorre los Estados Unidos y gran parte del mundo desde entonces. Pero la muerte de Floyd por brutalidad policial no ha sido la única. Un estudio de la ONG Mapping Police Violence asegura que las personas de color en EE.UU tienen tres veces más probabilidades de que las mate un policía que las personas blancas.

Trayvon Martin

Trayvon Martin, 17 años, estudiante de color asesinado a tiros por George Zimmerman, vigilante vecinal en Sanford, Florida. El joven Martin visitaba a unos familiares en una residencia cuando se enfrentó a Zimmerman, un voluntario de los grupos de vigilancia vecinal. Zimmerman dijo que el sospechoso se acercaba a él con la mano en la cintura y que era afroamericano: "Le pasa algo, creo que viene a por mí, tiene algo en las manos, no entiendo qué hace, estos cabrones siempre se salen con la suya". Un jurado lo declaró inocente.

Michael Brown

El joven Michael Brown, 18 años, murió por los disparos del agente de policía blanco Darren Wilson. El incidente tuvo lugar en Ferguson, Misuri, y desencadenó una ola de protestas violentas que terminaron. En noviembre de ese mismo año, el Gran Jurado decidió no acusar a Darren Wilson, el policía que disparó, quien renunció a la fuerza policial. Wilson justificó su actuación en una entrevista así. "En ese momento me pregunté, ¿puedo matar a este chico?, legalmente, ¿puedo?. Y me respondí: tengo que hacerlo, de no hacerlo me matará si me alcanza", relató el agente.

Fred Gray

Fred Gray, de 25 años, fue arrestado por llevar un arma después de que agentes de policía le registraran y encontraron un cuchillo en el bolsillo de su pantalón. Un video también grabado por un testigo muestra los gritos de Gray mientras es detenido y se lo llevan arrestado en un coche de policía.

Varias horas más tarde fue ingresado en un hospital con una lesión medular. Murió una semana después. Las protestas violentas terminaron con cerca de 20 agentes de policía heridos. Tres de los seis policías involucrados en su detención fueron declarados inocentes de su muerte.

Breonna Taylor

Breonna Taylor, 26 años, era técnica en emergencias médicas y recibió ocho disparos cuando los agentes accedieron a su casa en Louisville, Kentucky. La policía realizaba una investigación por drogas pero no encontraron nada en la propiedad. La familia de Taylor cree que los agentes no la estaban buscando a ella ni a su pareja, sino a un sospechoso no relacionado que no tenía relación con ellos. La policía de Louisville dijo que devolvieron los disparos después de que un agente fuera tiroteado y herido en el asalto del domicilio.

Ahmaud Arbery

Ahmaud Arbery, 25 años, corría por una zona residencial de la ciudad de Brunswick, en Georgia, cuando fue abordado por Gregory McMichael, ex-policía de 64 años, y su hijo. Una investigación policial recoge el testimonio del ex-agente afirmando que pensó que Arbery se parecía a un sospechoso acusado de varios robos en la zona. El y su hijo cogieron sus armas y lo persiguieron. Un vídeo recogió el suceso. el enfrentamiento y los posteriores disparos. Padre e hijo fueron arrestados 74 días después, acusados de homicidio.

Publicidad