Las mascarillas inundan el mar: "Podría haber más mascarillas que medusas en los próximos años"

Publicidad

Contaminación mascarillas

Las mascarillas inundan el mar: "Podría haber más mascarillas que medusas en los próximos años"

Más de 1.500 millones de mascarillas acabaron en el mar en 2020. Esta situación puede provocar que haya más mascarillas que medusas en el mar en los próximos años y se han convertido en un grave problema de contaminación.

Las mascarillas son un elemento indispensable de protección frente al coronavirus, pero también son un problema de contaminación en el mar. Laurent Lomabard, cofundador de la ONG francesa Operación Mar Limpio, advierte de que "en los próximos años puede haber más mascarillas que medusas en el Mediterráneo". Desde el mes de mayo de 2020 los buceadores de esta organización empezaron a advertir de las fatales consecuencias de no deshacernos de las mascarillas correctamente. Buzos y organizaciones de todo el mundo coinciden en que en los últimos meses se ha detectado un gran aumento de estos residuos médicos en las costas.

Se calcula que más de 1.500 millones de mascarillas pueden haber acabado en el mar durante el año 2020. Esta situación se produce porque las mascarillas no se desechan correctamente y se tiran al suelo, lo que hace que por la acción del viento, la lluvia y otros fenómenos atmosféricos acaben en el mar.

Hasta ahora, el mayor problema con la contaminación marítima tenía que ver con los plásticos y los embalajes de un solo uso. Un problema que continúa existiendo. Los ecologistas advierten de que si no se soluciona, a mitad de siglo podría haber más plástico que peces en el mar.

Una estimación de "Environmental Science and Technology" dice que cada mes se utilizan 129.000 millones de mascarillas. Otro estudio, del University College de Londres, afirma que si todos los británicos usaran una mascarilla quirúrgica al día, se generarían 124 toneladas de residuos en un año. Además, en las islas Soko, cerca de Hong Kong, antes recogían 70 mascarillas de las costas en un día, pero el mes pasado ya iban a un ritmo de 150 cada hora, según la organización OceansAsia.

Las mascarillas son un elemento nuevo que se ha generalizado durante el último año y uno de los grandes problemas es que la mayoría de los ciudadanos no saben cómo desecharlas. Los expertos advierten de que muchas personas todavía no están concienciadas o no saben que el plástico, cuando se tira al mar o a la naturaleza en general, no se elimina. Como mucho, se degradan hasta convertirse en microplásticos y pueden entrar en la cadena de alimentación.

Otro de los grandes problemas es que las mascarillas quirúrgicas están diseñadas para un uso de 4 horas y luego se tiran. Se trata de un problema que afecta a todo el mundo. En España, por ejemplo, buzos de Canarias ya certificaron que había una gran cantidad de basura de guantes y mascarillas. Aunque algunos ayuntamientos ya proponen sanciones para aquellos que tiren las mascarillas al suelo, todavía una gran cantidad de estas acaba contaminando la naturaleza.

Publicidad