Estetoscopio al lado de un informe médico

Publicidad

Coronavirus

La historia del doctor judío que atendió a un enfermo de coronavirus neonazi: "Por primera vez, reconozco que dudé"

El doctor Taylor Nichols, de ascendencia hebrea, ha explicado las emociones sentidas al descubrir que al hombre al que debía salvar la vida, era neonazi.

La historia de Taylor Nichols ha dado la vuelta al mundo. Todo comenzó cuando un hombre llegó al hospital de Sacramento, en California (Estados Unidos), contagiado de coronavirus y con graves afecciones respiratorias, por lo que tuvo que ser atendido de urgencia.

Nichols, un doctor de ascendencia judía, junto con una enfermera afroamericana y un auxiliar asiático, atendieron al hombre. Pero la sorpresa llegó cuando lo postraron en la camilla y le quitaron la camisa. El hombre lucía varios tatuajes nazis y una esvástica en el pecho.

"Una esvástica destacaba en su pecho. Los tatuajes de las SS y otras insignias que anteriormente habían estado cubiertas por su camisa ahora eran obvias para todos en la habitación", explicó a través de su cuenta de Twitter el doctor Nichols. "Todos sabíamos lo que pensaba de nosotros y cómo valoraba nuestras vidas", en referencia a su ascendencia hebrea, a a enfermera afroamericana y al terapeuta asiático.

“Por primera vez, reconozco que dudé”, explica el doctor en redes sociales, e indica que también se le pasó por la cabeza "qué pensaría ese paciente acerca de que un médico judío le atendiera, o si el propio paciente habría hecho lo mismo que él" en caso de que la situación fuese al revés.

Sin embargo, también señaló que entró en el oficio con ganas de salvar vidas, por lo que basándose en esa premisa, dejó de lado sus pensamientos y atendieron al hombre como a cualquier otro paciente en su situación.

El doctor indicó también que el hombre mostraba síntomas de años de consumo de metanfetaminas y sus dientes estaban “casi desaparecidos”.

Publicidad