LE RECETARON UN INHALADOR

LE RECETARON UN INHALADOR

La historia de Daisy: una niña con leucemia a la que diagnosticaron asma

La pequeña Daisy es una niña de cuatro años que ha sido diagnosticada con leucemia. En un principio, los doctores creyeron que se trataba de asma, por lo que le recetaron un inhalador y esteroides. Sin embargo, la salud de Daisy empeoró y, una vez que sus padres le trasladaron al hospital, les comunicaron que su hija se enfrentaba a un cáncer.

Seguro que te interesa

Daisy, la pequeña que se enfrenta a una leucemia tras diagnosticarles asma
Daisy, la pequeña que se enfrenta a una leucemia tras diagnosticarles asma | SWNS.com

Daisy es una niña de cuatro años que se enfrenta a una leucemia que afecta a su pulmón derecho, bazo y riñones, y presiona su tráquea dificultando la respiración.

Según informa 'SWNS.com', todo comenzó cuando la pequeña comenzó a tener síntomas de un resfriado y sus padres le suministraron CalPol para su recuperación. Sin embargo, la tos no desapareció y decidieron llevarla al hospital, donde los doctores le diagnosticaron asma y le recetaron un inhalador y esteroides.

En un principio, el tratamiento pareció funcionar pero, dos semanas después, la tos empeoró. Una vez que la pequeña se volvió letárgica y comenzó a tener fiebre, sus padres Darren y Ria la volvieron a llevar al hospital, en el que fue ingresada de inmediato. Los doctores, entonces, estimaron que el asma no era el principal problema de Daisy, sino un tumor que afectaba a varios de sus órganos. Concretamente, se trata de una leucemia a la que hace frente a través de quimioterapia con un 80% de probabilidades de sobrevivir, aunque los doctores aseguran que hay un alto riesgo de que la enfermedad vuelva.

“Si no hubieran examinado de dónde venía la tos, el cáncer hubiera sido terminal”, explica su padre. “Nunca imaginábamos que la tos hubiera dado lugar a un cáncer. En un principio creímos que era una infección de pecho y le dimos jarabe y paracetamol”.

Este tipo de cáncer comienza cuando los glóbulos blancos crecen fuera de control y es común en los niños y adolescentes.

Después de haber sido diagnosticada con esta enfermedad en diciembre, a Daisy le corresponden dos años y medio de tratamiento, que incluye grandes dosis de quimioterapia. Por ello, Darren y Ria han creado una página para reunir las donaciones de aquellos que quieran colaborar en la recuperación de la pequeña.

Además de preocuparse por la salud de Daisy, sus padres deben hacer frente al cuidado de otros dos hijos, Willow (cinco meses) y Primrose (cinco años). “Sólo queremos que Daisy se recupere y se cure de esta enfermedad para que pueda disfrutar de su infancia y del resto de su vida”.

Redacción | Madrid | 16/03/2017

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.