Una gata de un parque natural de Crimea lleva semanas criando a cuatro ardillas junto al resto de su camada. Al principio las crías tenían miedo de esta peculiar 'madre adoptiva', pero parece que ya se han acostumbrado a su nueva familia.

Ahora los animales se han convertido en una gran familia feliz en el Parque de Miniaturas Bakhchisaray, en la península de Crimea.