Lotería de Navidad

La mujer que había ganado el Gordo pero cobró la pedrea del sorteo de Navidad

El error casi le cuesta a la mujer los cuatro millones de pesetas del 'Gordo' de Navidad.

La mujer que había ganado el Gordo pero cobró la pedrea del sorteo de Navidad

Getty Images La mujer que había ganado el Gordo pero cobró la pedrea del sorteo de Navidad

Publicidad

El 'Gordo' de Navidad es el premio más demandado y ansiado por todos aquellos que poseen un décimo de Lotería de Navidad. Ningún otro premio se asemeja a lo que es conseguir esos 400.000 euros por décimo ganador.

En 1981 una mujer de 71 años fue una de las grandes afortunadas en ganar el 'Gordo'. Sin embargo, ocurrió algo inédito, cobró la pedrea en vez del primer premio.

Esta señora se enteró del error a través de un programa de televisión, 'Crónica', donde comentaban que buscaban a la ganadora del 'Gordo'.

La mujer de 71 años acudió deprisa hacia la comisaría de policía en el barrio madrileño de Estrella. Allí se reunió con la lotera de la administración donde adquirió el décimo, Felipa Girón.

Para la suerte de la afortunada, ésta reconoció el error al haber entregado únicamente 5.500 pesetas en vez de los cuatro millones del 'Gordo'.

La Policía fue capaz de corroborar el premio a la señora tras un careo con la lotera en el Juzgado.

Un error garrafal

La lotera, Felipa Girón explicó cómo pasaron aquellos hechos. La mujer se presentó en la administración de lotería de la calle Narváez 56 en Madrid para comprar unos décimos y comprobar si había recibido algún premio. Mostraba una actitud indiferente, como si se tratase de un día más y no hubiese ganado nada, sin embargo, había obtenido el 'Gordo'. El número que llevaba la anciana terminaba en 3, así que la lotera pensó en la pedrea al observar la actitud de la mujer de 71 años. Al comprobarlo, se dio cuenta que el décimo no había sido vendido en esa administración por lo que la mujer obtuvo 5.500 pesetas.

Al darse cuenta del garrafal error al comprobar el número, la lotera buscó por las calles a la mujer que debía de cobrar el premio gordo. Fue inútil, acabó avisando a la Policía y a Loterías y Apuestas del Estado. Más tarde, la dueña del décimo ganador se enteró por televisión de lo que estaba ocurriendo y acudió a la Policía junto a su sobrino. Al final de la historia acabó cobrando el premio 'Gordo' y mantuvo su identidad en el anonimato.

Publicidad