El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha asegurado que no se abstendrá en la posible investidura a Pedro Sánchez como presidente del Gobierno y se ha presentado como líder de una oposición "firme" y como "alternativa fuerte" para cuando el ejecutivo socialista "se desmorone" y mientras el PP "se descompone".

Antes de acudir al Palacio de la Moncloa para reunirse con Sánchez, Rivera ha presentado a la candidata de su partido a la Alcaldía de Madrid, Begoña Villacís, en un desayuno informativo, y si bien no ha querido avanzar detalles de su encuentro con el líder socialista ha dejado clara su intención de no abstenerse para habilitar la investidura de Sánchez. Rivera ha opinado que el presidente del Gobierno en funciones cerrará un pacto con el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, porque "dijeron que iban a gobernar juntos", y ha prometido ejercer una oposición "leal con España", no con el "sanchismo", y "vigilar con lupa que no se pise ni medio artículo de la Constitución española ni la dignidad del pueblo español. También defender a las familias y las clases medias de las subidas de impuestos.

Tras Rivera, Pedro Sánchez recibirá a Pablo Iglesias, cerrando esta primera ronda un tanto atípica de contactos, ya que todavía no es el candidato a presidir el gobierno y el rey no ha hecho la ronda de consultas pertinente. Las cámaras se constituyen el día 21.