Primera reunión de la dirección de Podemos para analizar el resultado de las elecciones generales. Un 28A que no les ha dado los resultado que deseaban, pero no tan malo como decían las encuestas.

Pablo Iglesias ha dicho a los dirigentes de su partido que la campaña, basada en el peligro de que ganaran las tres derechas, ha dado un buen resultado para el PSOE, en consecuencia: "Desde el máximo respeto, es justo decir que deberán liderar, pero no podrían caminar solos". Quiere convencer a Pedro Sánchez que "un gobierno sostenido solo por el PSOE tendría de frente a la derecha y eso no es un gobierno estable, es nuestra obligación convencer al PSOE que la estabilidad es buena para España".

Irá a Moncloa con la idea de "toca colaborar, dialogar y empatizar, dejar de lado la arrogancia y tener un gobierno estable". Y añade que debe ser sin lineas rojas y de acuerdo a la proporción de cada uno, pero siempre pensando en un gobierno de coalición.

Para ellos ha pedido autocrítica, porque "nuestras disputas internas las hemos gestionado de una manera absolutamente inaceptable".

También te puede interesar...

Casado anuncia una oposición "firme y responsable" del PP y pide a Sánchez que no dependa de los independentistas