120.00

Publicidad

Elecciones vascas y gallegas 2020

Podemos analiza por qué tanto poder le da tan pocos votos

Los críticos con la dirección personal de Pablo Iglesias comparan la situación de Podemos con la de Izquierda Unida, el partido al que pretendían superar.

La ejecutiva estatal de Podemos se reunirá esta semana para analizar el fracaso que cosechó la formación en las elecciones autonómicas de Galicia y el País Vasco. Fuentes de la dirección del partido confirmaron lo que avanzó genéricamente la coportavoz del partido a nivel estatal y en la Asamblea de Madrid, Isabel Serra, cuando los periodistas le preguntaron al respecto cuando asistió a la manifestación de los médicos residentes que piden una mejora en sus condiciones laborales: "La ejecutiva de Podemos se reunirá esta misma semana para analizar los resultados electorales en Euskadi y Galicia, una vez se celebren las reuniones previstas por las direcciones de ambos territorios con este mismo motivo", puntualizaron las fuentes consultadas. En el País Vasco vieron reducida su representación de 11 a seis diputados, mientras que en Galicia perdieron los 14 que logró su espacio político en 2016 bajo la marca de En Marea. En un hilo de Twitter, el secretario general, Pablo Iglesias, ya reconoció que el partido había sufrido "una derrota sin paliativos" en ambas citas electorales y que "toca hacer una profunda autocrítica y aprender de los errores".

Críticas internas

Antiguos dirigentes autonómicos de Podemos que actualmente no forman parte de ningún órgano institucional ni interno, como los ex secretarios generales de Madrid y Aragón, Ramón Espinar y Nacho Escartín, ya verbalizaron alguna reflexión al respecto. Espinar, en declaraciones a Onda Cero, rechazó “hacer un análisis de contingencia” del contexto en Galicia y el País Vasco, porque lo de ayer “le viene pasando a Podemos elección tras elección”, donde cosecha “batacazo tras batacazo”. Según dijo, Podemos ocupa ahora “un espacio que tradicionalmente ya ocupaba la izquierda a la izquierda del PSOE”, y “el espacio político se está estrechando”, porque “lo que era un proyecto de refundación de este país ahora es un partido político de nicho”. Espinar puso también de manifiesto que, ahora que la dirección del partido es homogénea en torno a su secretario general, Pablo Iglesias, “peores son los resultados electorales”, y que “solventados los líos internos" a los que antes se atribuían los retrocesos, "la dirección está más sola y no es capaz de conseguir mejores resultados”, que son “hasta cuatro veces peores de los que teníamos cuanto discutíamos más”.

Vuelta a Izquierda Unida

El líder de Más País, Iñigo Errejón, ha afirmado que los resultados en las elecciones vascas y gallegas demuestran que no había que "unir a la izquierda" sino lograr un objetivo "más ambicioso", que es "construir pueblo". De este modo, el diputado madrileño, que abandonó Podemos hace un año, ha dado a entender que los malos resultados de Unidas Podemos pueden tener que ver con la estrategia asumida por su líder Pablo Iglesias, frente a la que defendía él, antes de abandonar la formación. "En clave española son unos resultados pre15M, que indican un cierre de ciclo. No era "unir a la izquierda", era más ambicioso: construir pueblo. Sin nostalgia, toca pensar hacia delante", ha afirmado el exdirigente y cofundador de Podemos en un mensaje que ha difundido en Twitter.

Publicidad