Pere Aragonès

Pere Aragonès desvela los 3 objetivos con los que quiere seguir siendo presidente y que, a priori, Moncloa rechaza

Pere Aragonès se toma un café con Susanna Griso en los días previos al arranque de la campaña para las elecciones catalanas del 12 de mayo.

Publicidad

Seguro y confiado de sí mismo, Pere Aragonès afronta el comienzo de la campaña para las elecciones catalanas del 12 de mayo convencido de que "habrá mayoría independentista, y, en esa mayoría independentista ERC va a liderar la propuesta de Gobierno". Además, no se ruboriza al manifestar: "El único escenario que contemplo es el de continuar siendo presidente de la Generalitat con unos objetivos".

Pere Aragonès no ve lugar para autocríticas ni rectificaciones y defiende que el gesto "a favor de mirar hacia el futuro y no hacia el pasado" ya lo hicieron cuando en 2019 facilitaron un Gobierno del Estado "teniendo nuestro presidente del partido en la cárcel y nuestra secretaria en el exilio".

Los tres objetivos sobre los que gira su discurso de cara a lograr la confianza de los catalanes para una nueva legislatura pasan por "llegar a un acuerdo con el Gobierno del Estado para poner las bases de un referéndum y que se pueda votar la independencia, implantar una financiación singular para Cataluña en la que los impuestos que pagamos los catalanes sean gestionados por la Generalitat y, en tercer lugar, fortalecer el estado de bienestar y la lengua catalana". Con estos mandamientos claros Pere Aragonès avanza que si el 12 de mayo gana iniciará los contactos necesarios para formar un Ejecutivo.

Presume de creer que "a Cataluña le conviene un presidente que sea firme en sus decisiones, pero también con la capacidad de llegar a acuerdos". Rechaza además echar leña en su relación con Carles Puigdemont y se limita a decir que su "aliciente no es ir contra nadie sino a favor de Cataluña" y se muestra convencido de que "Puigdemont debe tener todo el derecho de volver a Cataluña, de volver en libertad como el resto de personas que están en el exilio y como también los que estuvieron encarcelados" puedan volver a recuperar sus cargos.

Ante la posición frontal que hasta la fecha muestra Moncloa para un hipotético referéndum o traspaso de competencias fiscales, Pere Aragonès tira de hemeroteca y dice. "Nos decían que no a la amnistía y está a punto de ser aprobada; Nos decían que no al traspaso de cercanías y ya hay el acuerdo político; nos decían que no al traspaso de la gestión del IMV y ya hay las bases para hacerlo. Toda negociación empieza con un 'no' por la otra parte y, viendo los antecedentes, pues este 'no' estoy convencido de que será un sí".

Además cree que la amnistía puede ser el "principio de igualdad negociadora" con el que abordar la solución para el debate de la relación política entre España y Cataluña.

El viernes arranca la campaña electoral en Cataluña y lo hace tras unos resultados "magníficos" para EH Bildu en País Vasco, un indicativo que desde la distancia Pere Aragonès comparte con alegría. "Magnífico resultado y como independentista y de izquierdas en Cataluña, muy satisfecho con el resultado de los independentistas de izquierda en el País Vasco. Es un resultado histórico y, probablemente la formación de Gobierno pues seguirá el mismo esquema, pero en cualquier caso es un resultado histórico".

Síguenos en nuestro canal de WhatsApp y no te pierdas la última hora y toda la actualidad de antena3noticias.com

Publicidad