Con Puigdemont de viaje por Europa y con el juicio en marcha en el Tribunal Supremo, el Congreso ha iniciado este martes el debate sobre las enmiendas a la totalidad de los Presupuestos.

Este debate no es un trámite parlamentario cualquiera, puesto que este miércoles se conocerá si Pedro Sánchez mantiene a su lado a la coalición de partidos que le llevó a la Presidencia del Gobierno.

Sánchez se juega su futuro inmediato, y lo hace en silencio. Nada ha dicho al llegar al hemiciclo y tampoco ha tomado la palabra durante el pleno. Y se ha ido de vuelta al Palacio de La Moncloa guardando celosamente su opinión.