La asociación de derechos humanos Prodein de Melilla ha elevado el número de inmigrantes heridos de uno comunicado por la Delegación del Gobierno a cuatro "por cortes por las concertinas tanto en lado marroquí como español".

Por su parte, el presidente de Melilla, Juan José Imbroda (PP), ha mostrado su apoyo a los guardias civiles heridos en la valla de Melilla y ha criticado que "solo sean noticiables los inmigrantes lesionados" mientras Vox ha pedido la deportación de estos 52 inmigrantes por haber accedido "ilegalmente" este domingo a Melilla.

El presidente de Prodein, José Palazón, ha asegurado que "de las 52 personas que han entrado en Melilla en la mañana de este domingo, cuatro acaban de llegar al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) del Hospital Comarcal".

La Delegación del Gobierno, en cambio, había informado que solo uno había sido evacuado a un centro médico con cortes en las extremidades mientras otro había sido detenido por la Guardia Civil por atentado a un agente de la autoridad.

Por otro lado, el presidente de Prodein, ante la posibilidad de que pudieran ser repatriados a Marruecos como ha ocurrido en otros saltos en los que se acusó a los inmigrantes de usar la violencia para acceder a territorio español, ha señalado que "no hay señales de momento de que los vayan a deportar".

El presidente de la Ciudad Autónoma de Melilla, Juan José Imbroda (PP), ha lamentado que se haya producido el salto a la valla y que no se haya subrayado que se produjeron cuatro guardias civiles heridos al intentar frenar la "avalancha de un centenar de subsaharianos", de los cuales 52 lograron pasar a la ciudad autónoma.

Imbroda ha mostrado su apoyo a los guardias civiles heridos en la valla de Melilla tras señalar que "otra vez hay guardias civiles lesionados ante una avalancha de inmigrantes ilegales". "Mi apoyo y solidaridad con ellos" ha indicado, para añadir que "parece que solo es noticiable si los lesionados son inmigrantes".