Crisis migratoria Ceuta

Un marroquí de 27 años intenta suicidarse en la playa de El Tarajal, en Ceuta

Las autoridades creen que se trata de uno de los inmigrantes que cruzó a Ceuta de manera ilegal a principios de semana procedente de Marruecos

Publicidad

Un marroquí de 27 años ha intentado quitarse la vida este viernes en la playa de El Tarajal, en Ceuta. El hombre ha podido ser reanimado por los servicios de emergencia después de ser avisados por un vecino de Ceuta que pasaba por la zona.

"Estaba trabajando y un muchacho me ha llamado y cuando me he acercado, he visto al joven colgado", explica uno de los testigos del incidente, que ha alertado a una patrulla de la Policía.

Los agentes, a su vez, han prevenido a los servicios sanitarios, que han logrado reanimar al joven. Las autoridades creen que se trata de unos de los 8.000 inmigrantes que a principios de semana cruzaron de forma ilegal desde Marruecos.

El Gobierno español empezó hace dos días las devoluciones, después de que Rabat cerrase el paso a más llegadas. En ese sentido, el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha dicho este viernes que ya se habían devuelto a Marruecos "6.500 de los 8.000 marroquíes" que cruzaron la frontera.

El titular de Interior ha señalado, asimismo, que "no concebía otra vulneración de la frontera" como la de esta semana.

Devolución de menores

Mientras, el Gobierno de Ceuta ha acelerado la devolución de menores a Marruecos. La ciudad autónoma ya ha identificado a 438, después de haber recibido desde ayer hasta 4.400 llamadas telefónicas de familiares que dicen "tener hijos aquí".

Así lo ha explicado en una comparecencia de prensa la vicepresidenta primera y consejera de Presidencia del Gobierno ceutí, Mabel Deu (PP), quien ha calificado como una "situación terrible" la entrada de estos niños "en lo que supuso una manipulación agresiva contra la voluntad de las personas", en relación a la avalancha del lunes y el martes.

Publicidad