Crisis migratoria Ceuta

¿Cómo se decide la acogida de menores no acompañados en España?

Ante el colapso actual de los centros de acogida, el Gobierno quiere que cada comunidad autónoma ofrezca asilo a 200 menores que ya estaban en Ceuta antes de que se desatase las crisis migratoria.

En resumen

Publicidad

De los cerca de 8.000 inmigrantes ilegales que cruzaron a Ceuta procedentes de Marruecos, 1.500 son menores de edad. Muchos de ellos han sido trasladados a naves industriales mientras el Gobierno de la ciudad autónoma ha habilitado un teléfono por si sus familiares los reclaman.

Hoy se ha sabido que muchas de esas familias marroquíes no estaban al tanto de la marcha a España de los menores, algunos de los cuales acudieron engañados por el propio Gobierno de Marruecos.

Mientras, el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha propuesto ahora que cada comunidad autónoma acoja a 200 menores. Ninguno de ellos forma parte del grupo que ha cruzado la frontera a lo largo de los tres últimos días, sino que se trata de inmigrantes no acompañados que ya estaban en Ceuta antes de que se desatase la crisis migratoria.

El Gobierno, en cualquier caso, dejará fuera de esta acogida a Canarias y Melilla, por la presión migratoria que ya sufren esos territorios. Los menores serían acogidos en función de la población, renta y capacidad de las comunidades autónomas.

230 menores más esperando entrar

En total, las autoridades de Ceuta tienen acogidos a 850 menores que entraron esta semana desde Marruecos. Su atención ha centrado este jueves la actividad de la Policía Nacional, con pruebas de coronavirus y en algunos casos para determinar si tienen menos de 18 años.

Además de estos 850 menores, el menor de ellos de cuatro años, hay un número indeterminado en las inmediaciones del puerto de Ceuta que esperan su oportunidad para introducirse en algún barco para llegar a las Península, indicó Efe, y hay 230 más en el centro para jóvenes La Esperanza.

Los 850 menores están repartidos entre el albergue provisional de Piniers, donde hay doscientos, y en una nave del polígono industrial de El Tarajal adyacente a la frontera que separa España de Marruecos, que acoge a 650.

Algunas de las imágenes más impactantes de esta crisis migratoria en Ceuta han estado protagonizas por niños: el recién nacido que sus padres pasan por un minúsculo agujero de la valla del Tarajal, el bebé rescatado en el mar por un Guardia Civil o el menor subido que sortea el muro de la frontera subido al cuello de un legionario.

Publicidad