CORROBORADA LA CONFESIÓN DE FÉLIX MILLET

El fiscal concluye que CDC usó el Palau de "cañería" para cobrar comisiones ilegales

"Hay documentos que son cócteles perfectos porque tienen todos los ingredientes" -sobre las presuntas comisiones de CDC-, ha dicho el fiscal al mostrar la documentación

El fiscal Emilio Sánchez Ulled llega a la Ciutat Judicial

Publicidad

El fiscal anticorrupción Emilio Sánchez Ulled ha concluido que el Palau de la Música "era la cañería por la que transitaba el dinero" que la constructora Ferrovial supuestamente pagaba a CDC a cambio de concesiones de obras públicas desde las instituciones que controlaban.

Lo ha asegurado este martes en la exposición de su informe final en el juicio del caso Palau, donde ha mostrado numerosa documentación que "corrobora" la confesión del expresidente del Palau, Fèlix Millet, y su 'número dos', Jordi Montull, sobre los cobros a CDC mediante la institución.

El fiscal Emilio Sánchez Ulled ha arremetido contra el "esquema mental" que a su parecer subyace tras la presunta trama de financiación de CDC a través del Palau de la Música, en el que, como en la figura retórica de la sinécdoque, "se toma" al partido por la Generalitat.

Emilio Sánchez Ulled ha comenzado su exposición iniciado exhibiendo un documento incautado que alude a la constructora, a adjudicaciones y a pagos del 4 %, de los que 2,5 van destinados "a la Generalitat". Para el fiscal, que ha aclarado que va a sustentar sus informes en indicios sin hacer alusión a la delación de los exresponsables del Palau a CDC, ese documento sobre Ferrovial es uno de los "cócteles perfectos" del sumario que prueban la supuesta financiación ilegal del partido con comisiones de la constructora.

"Todos los elementos están prácticamente contenidos en ese documento", ha añadido el fiscal, que ha destacado la "sinécdoque" de ese escrito y otros similares referentes a la presunta financiación ilegal de CDC, que consiste en "tomar la parte por el todo y el todo por la parte, concretamente el partido". En opinión del fiscal Anticorrupción, "más que una figura retórica, es un esquema mental, una forma de pensar, y eso es lo más triste".

Publicidad