Soldados del Ejército del Aire.

Publicidad

Coronavirus

El ejército se pone a disposición del Gobierno por el coronavirus y suspende todas sus maniobras

El Ejército ha decidido suspender todos sus ejercicios y maniobras para frenar movimientos de tropas que puedan propiciar la extensión del coronavirus y ha elevado al Gobierno una lista con todas las capacidades de que dispone para hacer frente a la pandemia.

Las Fuerzas Armadas suspenden todos sus ejercicios y maniobras con el fin de evitar la propagación del coronavirus y han elevado al Gobierno una lista con todas las capacidades de que disponen para hacer frente a la pandemia, según confirma el Ministerio de Defensa.

Además el Ejército está preparado para activar los hospitales militares de Zaragoza y Madrid y otros dos de campaña de la UME si el Gobierno o las comunidades lo necesitan.

En el caso del Hospital Gómez Ulla, de Madrid, cedido en parte a la sanidad pública, es uno de los de referencia en España en enfermedades infecciosas y cuenta con una planta, la 22, dedicada a Unidad de Aislamiento. Fue en este hospital donde pasaron los 14 días de cuarentena la veintena de españoles que llegaron el pasado 31 de enero de la provincia china de Wuhan, epicentro de la pandemia, pero no en la planta 22 sino en la 17.

Todos ellos dieron negativo al nuevo virus, aunque esta semana se ha reportado al menos un caso positivo en personal militar sanitario de este hospital, que, como el resto de miembros de la red sanitaria militar, está excluido de las excepciones de teletrabajo y flexibilización de horarios establecidas por Defensa.

La Brigada de Sanidad del Ejército de Tierra tiene además capacidad para desplegar dos hospitales de campaña, montarlo en 24 horas y estar a pleno rendimiento en 3 días. Tendrían capacidad para medio centenar de camas. Están pensados para actuar en operaciones en el exterior y en ellos se pueden realizar intervenciones quirúrgicas para control de daños y estabilización de heridos.

La Agrupación de Pozuelo de Alarcón y de Zaragoza también pueden desplegar una estación de descontaminación de agresivos nucleares, biológicos o químicos (NBQ) que trabaja o bien de manera independiente o integrada en el hospital de campaña.

La Unidad Militar de Emergencias (UME) también está lista para actuar en caso de ser requerida. Por ahora, la UME está aplicando, al igual que los tres ejércitos, las medidas para prevenir contagios entre sus miembros y preservar su capacidad operativa, al tiempo que sigue de cerca cómo evoluciona la pandemia, como hace siempre en casos de catástrofes, emergencias o crisis.

La UME, formada por 3.500 militares, tiene además un Grupo de Intervención en Emergencias Tecnológicas y Mediambientales, con 144 miembros y que está especializado en actuar en ambientes contaminados y en descontaminar lugares como edificios, vehículos o aviones.

Publicidad