120.00

Publicidad

Coronavirus

PP y Ciudadanos insisten en discrepar sobre cómo gestionar el coronavirus y a la vez mantienen la coalición en la Comunidad de Madrid

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, quiere tomar medidas drásticas ahora para que la campaña de navidad se salve. La presidenta, Isabel Díaz Ayuso, no quiere parar la economía. Sí coinciden en que no romperán la coalición.

Las diferencias sobre la gestión de la segunda ola de coronavirus no solamente enfrentan al Gobierno y a la Comunidad de Madrid, sigue habiendo una diferencia clara entre lo que defiende el Partido Popular para enfrentarse a la pandemia y lo que propone su socio en el Gobierno de coalición, Ciudadanos. A pesar de esto, el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, ha defendido que el Gobierno regional "no se va a romper porque haya disparidad de criterios".

Discrepan, pero no rompen

Así lo ha señalado tras insistir en que es partidario de impulsar "medidas drásticas ahora", un extremo que no sería compartido por la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, para evitar más adelante llegar a un "confinamiento total". Esta cuestión Aguado quiere que sea debatida en el seno del Consejo de Gobierno. "Hay un Gobierno con dos partes. Se pueden poner los temas encima de la mesa y más en una pandemia sin precedentes como la que estamos viviendo donde cada decisión afecta a millones de personas", ha declarado. Para el vicepresidente, se debate y se decide "con total normalidad". Así, ha incidido en que el PP no se 'rompió' porque en el Consejo Interterritorial de Sanidad cada comunidad autónoma votase diferente ni tampoco lo hará el ejecutivo regional porque haya "disparidad en algunos aspectos". En este punto, ha defendido que el Gobierno de la Comunidad está trabajando y "por mucho que a algunos les pese" va a seguir haciéndolo. La intención tanto de la presidenta como de él es "agotar esta legislatura" y cumplir con el acuerdo.

Salud y economía

El alcalde de Madrid y portavoz del PP, José Luis Martínez-Almeida, ha negado que existan discrepancias entre la presidenta del Gobierno regional, Isabel Díaz Ayuso, y el vicepresidente, Ignacio Aguado, en lo que concierna a la adopción de medidas para frenar los contagios por Covid-19, ahora en cifras que son "malas", según ha manifestado, al tiempo que ha aseverado que "la economía no se puede parar". "No me parece una discrepancia" al ser preguntado por la propuesta de Aguado de parar la actividad antes de Navidad para bajar las cifras, si bien Ayuso aseveró que la economía de Madrid no podía pararse. Martínez-Almeida ha indicado que deben aspirar "a que sea el menor número de casos posibles", al tiempo que ve lógico que haya un debate "sobre el punto de vista sanitario y científico" desde los servicios técnicos para adoptar medidas que, ha añadido, se cumplirán cuando se adopten. Almeida entiende que "no hay ningún interés de la presidenta en desgastar la salud" ni el vicepresidente quiere "que la economía se vaya al garete". Por ello ve importante que "se planteen medidas diversas". "Los números de Madrid mejoran pero son malos, la economía no se puede parar y hay que encontrar ese delicadísimo punto de equilibrio", ha apostillado. Sobre el decaimiento del estado de alarma, el regidor ha precisado que es el Gobierno de la nación quien ha de decidir si lo prorroga. Si bien, ha indicado que "falta un marco jurídico adecuado a la situación en la que se encuentra" el país y las comunidades autónomas.

Publicidad