Productos frescos en supermercados Dialprix

Publicidad

Alimentación

'Guerra de precios' en el sector de la alimentación por el cambio en los hábitos de consumo durante la pandemia

La consultora Kantar advierte de una 'guerra de precios' en la distribución alimentaria para las próximas semanas, marcada por los cambios sufridos durante el año pasado en el sector y en los hábitos de consumo por la pandemia.

El sector de la distribución alimentaria empezará una 'guerra de precios' en las próximas semanas. Es la predicción que ha anunciado este miércoles la consultora Kantar, cuyos motivos asocia a la pandemia del coronavirus por los cambios en el grupo y en los hábitos de consumo de las personas.

Mercadona y Carrefour siguen siendo los líderes de la distribución en España con un 24,5% y 8,4% de cuota de mercado, respectivamente. Sin embargo, poco a poco va ganando terreno la cadena Lidl, que se posiciona como tercero con una cuota del 6,1%, y los supermercados regionales, que acumulan el 19,1% del mercado en valor, con Eroski, Bonpreu y Consum en cabeza.

Florencio García, director de Retail en Kantar, señala además que se está viendo un mayor presión promocional en el mercado con precios más bajos, aunque el consumidor todavía no lo ha percibido.

Las promociones más pronunciadas destacan especialmente en Carrefour, Lidl y Aldi, que ofrecen tarjetas del propio supermercado que incluyen descuentos en segundas unidades para la próxima compra, ofertas además muy exageradas, que suelen oscilar entre el 50 y el 70%.

Precisamente de esta 'guerra de precios' es de la que habla Kantar. Ahora se ven en supermercados puntuales, pero pronto se empezará a expandir de manera más generalizada. La consultora apunta a que ocurrirá en las próximas semanas.

Por su parte, Mercadona ya ha empezado a bajar los precios en más de 100 productos, aunque sus promociones se alejan del modelo comercial que sigue la empresa, englobado en lo que los expertos definen como sistema SPC o 'siempre precios bajos'.

Además, la intención de este supermercado es que el consumidor perciba sus establecimientos como únicos, para lo que quiere mejorar la oferta de productos frescos y que las personas sientan su proximidad "en términos de empatía", señala García.

Los cambios en los hábitos de consumo

El coronavirus ha afectado mucho al sector de la distribución. Durante el año de la pandemia, las ventas de productos de gran consumo aumentaron un 12,7%, mientras que la frecuencia de ir a comprar bajó un 2,7%. Es decir, se compraba más cantidad en menos visitas a la tienda.

Este cambio hace que las cadenas traten de atraer a más clientes a sus establecimientos, por lo que en la 'guerra comercial' entra tanto el precio como la calidad de los productos, especialmente en los frescos.

Más confianza en las tiendas 'de siempre'

Otro de los factores que ha provocado la pandemia del coronavirus es que, además de ir menos veces a la tienda aunque comprar en mayor cantidad, se ha retomado la confianza en las tiendas tradicionales.

Este tipo de comercios, según predicen los expertos, ganarán terreno frente a los grandes supermercados, que tendrán que valorar también ahora el aumento del 'consumo en casa', dadas las condiciones del teletrabajo y otros cambios que ha provocado la pandemia del coronavirus.

La compra online

Y en última instancia se encuentra el comercio online, que ha crecido en el último año hasta alcanzar una cuota de mercado del 2,6%, que llega hasta el 3,7% si no se incluyen los productos frescos. De hecho, casi el 40% de los hogares confiesa que ha empezado a comprar productos a través de Internet, donde destaca especialmente el crecimiento de Amazon.

La empresa estadounidense mantiene una cuota de mercado del 5,8% en el ámbito online sin contar productos frescos, mientras que el 26,5% de los hogares confiesan la confianza en Amazon para la compra de alimentación y bebidas.

Sin embargo, pese al crecimiento del gigante de Internet, la mayoría de las compras online alimentarias se hacen a través de las cadenas tradicionales, siendo más del 80%.

La proximidad

Otro de los factores que afectaron en el consumo durante la pandemia y el confinamiento fue la proximidad de los supermercados. Los regionales alcanzaron un 26,2% de cuota, y el 'e-commerce', un 3,1%, unos datos que siguieron en aumento durante la fase de desescalada.

Este tipo de canales crecieron hasta 2 puntos, llegando a alcanzar el 20,1% de cuota, aunque durante la Navidad fueron las grandes superficies de carga y los hipermercados los que consiguieron las mejores cifras.

Sobre el 'e-commerce', se espera que despegue en los próximos meses, "rompiendo además con las barreras de hábito y llegando a una población más mayor que, por fin, se atreve a hacer la compra en este canal", explica Kantar.

Publicidad