Desperdicio alimentario

Estos son los supermercados que ofrecen un 50% de descuento en alimentos que están a punto de caducar

Un estudio realizado por la OCU revela que muchos supermercados ofrecen entre un 20% y un 50% de descuento en carnes, ensaladas y preparados que están cerca de caducar.

Publicidad

Algunos supermercados están ofreciendo descuentos de hasta el 50% en alimentos que están a punto de caducar. Sobre todo, se está poniendo el foco en carnes, ensaladas y productos preparados. Una manera de combatir el desperdicio de alimentos y, a su vez, ahorrar comprando lo mismo por menos.

Entre un 20% y un 50% de descuento

Así lo desvela la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) que, tras un estudio financiado por el Ministerio de Consumo y realizado en 1.000 supermercados, ha descubierto que se hacen descuentos de entre un 20% y un 50% en alimentos que se encuentran a pocos días de caducar.

Los descuentos del 50% los podemos encontrar en los supermercados de Carrefour, Cash Fresh, La Despensa, Ahorramas, Supeco, Froiz, Mas y Family Cash. Además, dependiendo de cada uno, podremos encontrar todos estos alimentos en una zona especifica, aunque son fácilmente identificables gracias a la etiqueta colorida que indica el descuento.

Por otro lado, la OCU explica que, en muchos casos, no se remarca la fecha de caducidad, lo cual puede causar perjuicios en el consumidor. Generalmente, el plazo de consumo de estos productos es muy corto, de entre 1 y 3 días, siendo de entre 2 y 3 para los lácteos y preparados. Asimismo, la OCU encontró que el 1% de alimentos ya estaban caducados, así que hay que ir con cuidado.

No obstante, aclara que, aquellos que todavía no han caducado, son prácticamente iguales, en calidad, a aquellos productos cuya fecha de caducidad es aún lejana, por lo que anima a los consumidores a aprovechar el descuento y así ahorrar y no desperdiciar comida.

Menús con alimentos no vendidos

Otro ejemplo para aprovechar la comida es el que la iniciativa que están llevando a cabo muchos restaurantes y que consiste en hacer menús del día con alimentos que no se venden en las tiendas por no tener muy buen aspecto.

Su llamativo y, nunca mejor dicho, apetecible precio, que ronda entre los tres y cinco euros, se debe a que, a diario, estos locales reciben frutas y verduras que son donaciones de supermercados que no han encontrado comprador por su forma irregular o porque han recibido algún golpe.

Estos alimentos huérfanos son transformados por los cocineros, que innovan y hacen recetas que, esta vez sí, entran por los ojos, en función de los productos que reciben. Una forma de ofrecer una buena cocina de temporada a un buen precio, al mismo tiempo que se lucha contra el desperdicio alimentario.

Publicidad