120.00

Publicidad

Coronavirus

El colapso en las oficinas de empleo provoca que se den citas para el mes de octubre

La avalancha de peticiones de tramitación de prestaciones de paro y la gestión de los ERTE en las oficinas de empleo, SEPE, ha llevado al colapso en muchas de ellas. Se retrasan las tramitaciones hasta dos y tres meses.

Un millón de personas siguen bajo el paraguas del despido temporal, suspensión por expediente temporal de empleo (ERTE) utilizado de forma especial por la pandemia de coronavirus. Según el Colegio de Gestores Administrativos, hay 150.000 que sigue sin cobrar la prestación. El gobierno rebaja la cifra hasta el 1%. El problema es que el incremento de trámites lleva a que las citas en las oficinas de empleo se den para dentro de tres o cuatro meses.

Citas para octubre

Un caso, el de una persona que ha sido despedida de su empresa que se acerca al SEPE para apuntarse al paro, puede encontrarse con que no podrá tramitarlo hasta dentro de casi tres meses y por lo tanto tampoco lo cobrará. No le dan cita hasta mediados de octubre. Es la situación en muchas grandes ciudades. Pero aunque en otros sitios puedan estar en mejor situación no se puede tramitar ninguna prestación fuera del distrito postal correspondiente.

La avalancha de solicitudes de prestaciones, entre unas y otras más de cinco millones desde el comienzo del estado de alarma por el coronavirus, ha desbordado las oficinas ya que no estaban preparadas para esta situación.

Más de 2.000 millones de euros en un mes

Las prestaciones de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) supusieron un gasto de 2.055,3 millones de euros en junio con la vuelta a la normalidad, una cifra un 38 % inferior a la de mayo y la menor desde que comenzó la crisis sanitaria. El Ministerio de Trabajo ha informado en un comunicado de que, de este importe, 1.886,4 millones de euros fueron ingresos netos para los afectados y 168,9 millones, correspondieron al abono de las cuotas sociales. Sumando la cuantía de junio, con la de mayo (3.318 millones) y abril (2.719 millones), el gasto en prestaciones por ERTE alcanza ya los 8.091,7 millones de euros. En total, en junio 2.840.735 personas afectadas por ERTE recibieron una prestación, después de que 546.545 personas hayan dejado de percibirla con respecto a mayo. Muchos de estos trabajadores volvieron ya a la actividad antes de que hubiera terminado el mes, un comportamiento que continuará en los próximos meses "por la progresiva incorporación a la actividad de los trabajadores en ERTE".

Publicidad