Publicidad

Coronavirus

Así han cambiado nuestros hábitos restauración: se adelanta la hora de la cena y optamos más por las comidas

Ahora las comidas representan el 60% de las reservas frente a las cenas que son el 40%.

Los confinamientos autonómicos para frenar la expansión del coronavirus han dejado pocas opciones para hacer turismo y la mayoría opta por cumplir con las normas y quedarse en su lugar de residencia. Los horarios que imponen los toques de queda también influyen a la hora de salir a un restaurante.

Casi el total de los comensales se han visto obligados a cambiar sus hábitos, ahora somos más europeos, basta con echar un vistazo a las reservas.

Las reservas de las cenas rondan las 8 de la tarde, dos horas antes de lo que era habitual. Empezar a las 10, incluso las 11 y más tarde era algo normal, Pero el toque de queda ha obligado a cambiar costumbres.

Pero cuesta adaptarse, lo que ahora es el toque de queda antes era una hora normal de reserva. Por eso, ahora prefieren sentarse a comer y disfrutar de la sobremesa.

Por ejemplo, ahora las comidas representan el 60% de las reservas frente a las cenas que son el 40%, cuando antes era al revés. También somos más previsores, el 43% va en busca de terrazas y para asegurar el sitio el 30% reserva con antelación.

Comida en terraza y con reserva previa, es la opción de los clientes. Ya sea por salud o por obligación, toca adaptarse.

Publicidad