¿Pagaremos con las palmas de la mano?

Publicidad

Amazon One

Amazon One, el nuevo sistema para pagar con la palma de tu mano

Amazon One es el nombre del sistema que funciona con el ya conocido método contactless, a diferencia de que pagarás directamente desde la palma de tu mano.

La conocida plataforma de Amazon ha implantado un sistema de pago biométrico, Amazon One, en la cadena de supermercados norteamericana llamada Whole Foods. La facilidad de pago está garantizada dado que podrás pagar usando tu mano.

Amazon One es el nombre del sistema que funciona con el ya conocido método contactless ya implementado en tarjetas y teléfonos móviles. La diferencia es que aquí no tendrás que utilizar aparatos, tan solo tu palma de la mano. ¿Y cómo funciona esto? Tienes que asociar tu palma de la mano a una tarjeta de crédito, y en ese momento solo tendrás que pasar la mano por encima del lector.

La empresa de Jeff Bezos, ha instalado la técnica de pago de Amazon One en las cajas registradoras de algunos supermercados de Whole Foods y además ha asegurado que no supone despido personal. Esta forma de pago ya estaba implementada en las tiendas físicas de Amazon Go y Amazon Books en Seattle. Tras su éxito se extendió a otras tiendas piloto y un test realizado en estas superficies de Whole Foods marcará un antes y un después en los nuevos formatos de pago. Amazon está extendiendo este método por sus tiendas de todo el mundo y también llegarán, más pronto que tarde, a España.

¿Tus datos están seguros? ¿Cómo funciona?

El sistema de Amazon One utiliza una cámara de alta resolución y alta velocidad para leer tu mano. Según la empresa norteamericana, la tecnología que utiliza evalúa múltiples aspectos físicos y aseguran que "no hay dos palmas iguales".

Esta cámara captura arrugas y hasta venas para poder recrear un modelo de mano que se distingue de cualquier otra persona, lo que evita que puedan utilizar tu identidad y por ende, tu tarjeta. Desde Amazon todavía no han dado detalles sobre si el sistema puede evitar la falsificación. En cuanto a la privacidad, el mayor problema que podría suponer este sistema biométrico es que se podría burlar. El problema real de Amazon One está en la privacidad y sin saberlo poder abrir flancos a ataques de terceros. Amazon asegura que los datos están guardados de manera segura en la nube, pero no quita de que puedan exponerse a ataques.

Publicidad