122.026333

Publicidad

Coronavirus

Miles de beneficiarios de los ERTE por el coronavirus cobran más dinero del asignado y tendrán que devolverlo

El Sistema Nacional de Empleo cometió errores al gestionar las prestaciones, y ahora los bancos tendrán que reclamar lo que han pagado de más.

Hasta 30.000 beneficiarios de los ERTEs van a tener que devolver parte del dinero que les han adelantado los bancos. El Sistema Nacional de Empleo (SEPE) cometió errores al gestionar las prestaciones, y ahora los bancos tendrán que reclamar eso que han pagado de más.

Afectados por los ERTE

Los afectados por los ERTE tendrán que devolver entre 500 y 1000 euros de la prestación. Ellos cobran aproximadamente el 70% de su sueldo anterior. Aunque no en todos los casos.

Dos ejemplos: Una nómina de 1500 euros brutos, cobraría unos 1050 euros en el ERTE. Y ¿qué sucede con otra de 2500 euros? Pues aunque le corresponderían 1750, hay un tope. Entre 1098 y 1400 euros según los hijos. Las empresas en estos ERTE por fuerza mayor no tienen que abonar la seguridad social. En las prestaciones del SEPE, sin embargo, están encontrando errores.

Casos concretos

Jose y Rocío son peluqueros y compañeros. Pero ella todavía no ha cobrado el ERTE y él ha cobrado de más.

Estoy intentando devolver la prestación de mayo que no es mía" afirma Jose. Rocío dice que ni por teléfono, ni por email podemos contactar con ellos". Los dos dicen que lo han intentado todo.

Pagos incorrectos, cruces de datos. Como le pasa a Eduardo. "Aparece una persona con mi DNI que no soy yo, que se supone que tiene 80 años". Y mientras tanto él y muchos siguen sin cobrar. A Julio le han dicho que "hasta el 15 de julio no cobraré". Ramón lleva en ERTE desde el 14 de marzo y dice que "gracias a la pensión de mi mujer he podido subsistir".

Susana calcula que habrá hecho más de 300 llamadas, "y así puedo seguir". Ya se ha reincorporado al trabajo.

"He cobrado antes de la empresa que del SEPE, es vergonzoso".

Dani es camarero. "No podemos pagar el alquiler y tenemos que subsistir cómo podemos, pidiendo ayuda a familiares y amigos". La hostelería es uno de los sectores más afectados. Juan José Blardony, de la Asoc. de hostelería de Madrid afirma que "la situación es desesperada para todas estas familias".

El próximo lunes abrirán algunas oficinas del SEPE. María Fernández, portavoz de CSIF del SEPE dice que hay miedo entre los trabajadores. "Tenemos miedo, mucho miedo, no sabemos qué es lo que va a pasar". Los trabajadores exigen que se garantice su seguridad.

Publicidad