Un grupo de ciclistas rodaba por una carretera de Miami cuando un motorista se acercó a grabarlos y acabó en una pelea que tuvo el peor desenlace posible: la muerte del ciclista Alex Palencia. El motorista sacó una pistola y disparó al ciclista a bocajarro. La Policía sigue investigando el caso.